CEDHJ gira recomendaciones con base en Ley General de Víctimas

Piden sanción para policía que mató a un joven al escaparse un tiro de su arma mientras lo auscultaba en “revisión de rutina”.
El pasado 31 de octubre un policía de Zapopan mató a un joven de 21 años al escaparse un tiro de su arma
El pasado 31 de octubre un policía de Zapopan mató a un joven de 21 años al escaparse un tiro de su arma (Milenio)

Guadalajara

La Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) dio a conocer las recomendaciones 2/2014 y 3/2014 dirigidas a autoridades de seguridad pública por hechos distintos que llevaron a la muerte de dos jóvenes. En ambas, el principal sustento jurídico es la Ley General de Víctimas.

 

El primer expediente se resolvió en contra del agente del Ministerio Público con sede en Ixtlahuacán del Río, Héctor Nevares Velasco, por no subsanar errores en la investigación del asesinato de un joven de origen wixárica, ocurrido en 2012 en la población de San Cristóbal de la Barranca. Como resultado quedaron libres los responsables del homicidio.

 

“Aunque transcurrió más de un año, el representante social no ordenó ninguna diligencia para subsanar las irregularidades en las que incurrió al llevar a cabo la integración, y tampoco acreditó el cuerpo del delito”, indicó el presidente de la CEDHJ, Felipe Álvarez Cibrián.

 

La recomendación 2/2014 va dirigido al fiscal regional del Estado, Salvador González de los Santos, a quien solicita finque procedimiento administrativo contra Nevares Velasco y que “de manera pronta e imparcial concluyan las investigaciones de los hechos y se determine la responsabilidad penal que corresponda”.

 

Por su parte la recomendación 3/2014 involucra al policía de Zapopan, David Ramírez Santiago, quien el pasado 31 de octubre, mató a un joven de 21 años al escaparse un tiro de su arma mientras lo auscultaba durante una “revisión de rutina”.

 

El citado policía conducía junto con Francisco Javier Salazar. Los gendarmes detuvieron el vehículo y bajaron a los jóvenes ocupantes, incluido un menor de edad hermano de la víctima. Pese a que los muchachos no ofrecieron ninguna resistencia, se comprobó que Ramírez Santiago empuñaba una pistola y los encañonó desde que bajó de su patrulla. Al auscultar al joven que conducía, se le escapó el tiro.

 

La familia teme represalias de los compañeros del uniformado, aseguró el ombudsman, quien solicitó alcalde de Zapopan, Héctor Robles Peiro, que complemente la reparación integral  del daño a los deudos del joven victimado; finque proceso a los dos policías “y suspenda permanentemente la práctica ilegal de las denominadas revisiones de rutina”.

 

Álvarez Cibrián destacó que ambos casos tuvieron como principal sustento jurídico la citada ley, la cual tiene plena vigencia pese a que aún está pendiente su aprobación en el estado.