PF detiene a presunto operador del líder de Los Rojos

Leonel Urióstegui de la Sancha, arrestado en el Estado de México, autorizaba secuestros y ejecuciones, además controlaba la asignación de recursos para casas de seguridad, autos y armas.
Para evitar ser detenido, Leonel Urióstegui se resguardó en una casa de seguridad localizada en la zona de Tenalcingo-Chalma, Estado de México.
Para evitar ser detenido, Leonel Urióstegui se resguardó en una casa de seguridad localizada en la zona de Tenalcingo-Chalma, Estado de México. (Especial)

Ciudad de México

La Policía Federal detuvo a Leonel Urióstegui de la Sancha, identificado por autoridades como principal operador del líder de la organización criminal Los Rojos en el estado de Morelos, Santiago Mazari Hernández, El Carrete.

El presunto delincuente fue capturado por personal de la División de Inteligencia en el municipio de Villa Nicolás Romero, Estado de México, con el apoyo del Ejército, informaron funcionarios de la corporación.

Según informes de inteligencia, este sujeto autorizaba secuestros y ejecuciones contra de integrantes de bandas rivales, como Guerreros Unidos, y elementos de seguridad pública.

Además controlaba la asignación de recursos para el funcionamiento de casas de seguridad, vehículos y armamento, además de ejercer supervisión en puntos de venta de droga al menudeo, así como el trasiego de sustancias ilícitas hacia el estado de Sonora.

La aprehensión de quien también se hacía llamar Javier Guadarrama Ríos se realizó sin un solo disparo.

Este sujeto ejecuta las instrucciones directas de El Carrete y presuntamente coordina y realiza diversas funciones operativas y financieras de Los Rojos en los municipios de Cuernavaca, Puente de Ixtla, Mazatepec, Xochitepec y Jojutla.

El detenido cuenta con diversos antecedentes penales, en junio del 2008, fue detenido posesión de un arma corta y también cuenta con una orden de aprehensión emitida en su contra por parte del Poder Judicial del estado de Morelos, por el delito de homicidio calificado.

Para evitar ser detenido, el presunto responsable durante los últimos días se resguardaba en una casa de seguridad localizada en la zona de Tenalcingo-Chalma, Estado de México.

Fue trasladado por los policías federales a las instalaciones de la Unidad Especializada en Investigaciones de Delitos en Materia de Secuestros de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) en la Ciudad de México, donde se determinará su situación jurídica.‎

El presunto operador de Los Rojos también era conocido con los sobrenombres de de "Ángelo", "Duva", "Choco" o "Veneno".