Lenguaje impide a mujer hallar a su hija

Arsiga dice que el Ministerio Público no le permite entrar con personas que podrían ser sus intérpretes

Puebla

Gloria Arsiga Castro es originaria de una localidad de Tlacotepec de Porfirio Díaz, no habla bien el español, se comunica mediante la lengua mixteca, eso le ha dificultado el seguimiento con las autoridades judiciales sobre la búsqueda de su hija de cuatro años de edad.

A casi un año de que su hija Fernanda Hernández Arsiga fue robada afuera de su domicilio en la colonia Santa Cruz Buena Vista, en la ciudad de Puebla, dice que en el Ministerio Público no hay una línea de investigación sobre quién y por qué robaron a su hija.

El caso de esta menor fue tomado en cuenta para la búsqueda nacional por lo que se logró activar la Alerta Amber con su retrato pero hasta ahora no ha dado resultados.

En el Ministerio Público el personal le dice que no hay avances para la localización de la niña de cuatro años y cuando se dio la única pista, no hubo reacción a tiempo y no pudo comprobarse que la menor estuviera en un domicilio de la colonia La Paz, aseguró en entrevista con Milenio Puebla.

La mujer dice que ha tenido problemas para comunicarse con las autoridades ministeriales porque no le entienden por no ser hablante del español; comenta que para lograr continuar con su demanda ha pedido a conocidas que hablan español que le ayuden siendo intérpretes ante la autoridad, pero estando en las oficinas de impartición de justicia no han permitido la entrada de estas personas por no poderse identificar como familiares de la niña desaparecida.

La menor fue robada, según la versión de uno de los hermanos de la niña, por un sujeto "pelón" con el cráneo tatuado y también los brazos; los vecinos informaron que un sujeto estuvo merodeando en la zona días antes del robo, registrado el 30 de marzo de 2013.

Días después recibieron una llamada anónima en la que una mujer les aseguró que en un domicilio de la colonia La Paz había un sujeto que tenía una niña con características similares a las de su hija; que dijo que era la misma de la foto difundida en cartelones y redes sociales mediante Alerta Amber.

Le dijeron que tenía que llegar de inmediato, pues había hablado con el sujeto y le comentó que se iría a una comunidad de Guadalajara.

Los familiares de la pequeña Fernanda notificaron a las autoridades y al no tener una respuesta unos amigos de la familia la acompañaron a montar una guardia en espera de ver a la menor o a los responsables del robo; el resultado fue que en el domicilio vieron entrar y salir a hombres de mal aspecto, pero no a Fernanda.

Los elementos de la Policía Ministerial llegaron hasta el día siguiente, cuando entraron sólo encontraron juguetes y quienes habitaban el domicilio ya se habían ido del lugar.

A pesar de que fue una de las primeras veces en que se activó la Alerta Amber en Puebla no hay avances en las investigaciones para su localización y ninguna autoridad se ha acercado para informarle sobre los avances de la investigación.

Vecinas de Gloria Arsiga comentaron en entrevista con que la han acompañado al Ministerio Público pero ahí solo piden que pase la afectada y ya adentro le dicen que no lo entienden porque no habla español.

Los papás de la pequeña Fernanda han trabajado por su cuenta en la búsqueda, en las tiendas de la colonia colocaron varias hojas con su fotografía y denunciaron su desaparición a la Procuraduría General de Justicia.

Otros menores sin recuperar

En diciembre de 2012 dos mujeres robaron al menor Kevin de Jesús, se lo arrebataron de las manos a su madre en la junta auxiliar San Baltazar Campeche, en la ciudad de Puebla.

En ese caso se activó la Alerta Amber cinco meses después de ser robado, para la localización del menor que desapareció el día de su cumpleaños.

La Procuraduría General de Justicia ha recuperado a menores por quienes se ha activado Alerta Amber, pero que han salido de sus domicilios por su voluntad o sustraídos por problemas familiares, pero en los que se presume un acto delictivo no se han localizado los menores.

Además de las denuncias por negligencia para la activación de Alerta Amber, tal es el caso de la desaparición de la menor Carolina Fonseca Marín quien fue raptada por su padre, con la complicidad de autoridades de la PGJ, según denunció la madre de la menor, Saidy López.

La Procuraduría General de Justicia tardó casi un año para activar la alerta, a pesar de que el padre de la menor y sus domicilios han sido identificados, la dependencia no ha logrado su recuperación. Saidy López denunció que es a causa de falta de voluntad de la dependencia.

Junto a estos dos casos la dependencia tiene pendientes la localización de Ariana Erika Méndez Colula, de 15 años de edad, quien fue vista por última vez en la colonia Gonzalo Bautista.

El 14 de febrero, la menor salió de su domicilio, pero ya no regresó, la familia denunció su desaparición en la averiguación previa 909/2014/ORIENTE.

En septiembre de 2013 fue reportado como robado el menor identificado como José Saúl según la información difundida por autoridades federales y locales fue robado con violencia en campos de cultivo de la junta auxiliar de Canoa.

Alma Lucero Huerta Preza, de 17 años de edad, quien fue reportada como desaparecida el pasado 6 de septiembre, en la junta auxiliar Ignacio Romero Vargas, de esta ciudad fue vista por última vez aproximadamente a las 11:00 horas del 6 de septiembre del 2013, a las afueras del plantel del Colegio de Bachilleres del Estado de Puebla (COBAEP), plantel número U-20 su desaparición se denunció en la averiguación previa 2772/2013/AESEX.

Cuando su madre logró la activación de la Alerta Amber ya habían pasado varios días y por si fuera poco los elementos de la Policía Ministerial encargados del caso la regañaron, según ellos porque les entorpecía sus investigaciones, los hechos fueron denunciados ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

De acuerdo con los protocolos de activación de la Alerta Amber las primeras cuatro horas después de la localización son vitales para la localización del menor y se deben tener convenios de colaboración de Organizaciones No Gubernamentales, medios de comunicación y otros entes como centrales de taxis y centrales camioneras.

El principal requisito para la activación de este instrumento de búsqueda es cuando el menor tiene un riesgo inminente en su integridad física, por lo que debe ser localizado en las siguientes 48 horas.

Además de que debe ser menor de 18 años, su desaparición debe ser reconocida por una autoridad o corporación policiaca, proporcionar información y fotografías del menor y datos sobre su desaparición.

Activan 6 Alertas Amber en lo que va de 2014

Durante 2014 en Puebla se han activado seis Alertas Amber de las cuales cuatro resultaron exitosas y dos continúan en proceso de averiguaciones. Los menores encontrados fueron devueltos al seno familiar sin reportar lesiones.

Los menores reportados como extraviados y posteriormente recuperados gracias a la Alerta Amber son: Milagros Rosalía Zallago Mendoza, de un año de edad, quien fue reportada como desaparecida el 10 de febrero del presente año y recuperada el pasado fin de semana, según reportó la Procuraduría General de Justicia.

Por otro lado la menor de edad Alejandra Donají Cuamani, fue localizada el primer día de marzo en el estado de Veracruz, la PGJ del estado señaló que la menor se encuentra ilesa y fue devuelta al su seno familiar.

El tercer hallazgo fue realizado por la Fiscalía General Metropolitana, a través de la Unidad Especializada en Desaparición de Personas, adscrita a la Dirección de agencias del Ministerio Público zona metropolitana sur, quien localizó en el estado de Veracruz, a Andrea Guadalupe Jiménez Tello y Luis Ángel Casco Blancas, de 13 y 16 años de edad, respectivamente, reportados como desaparecidos el pasado 14 de febrero.

Los menores se encuentran ilesos y fueron trasladados al estado de Puebla para ser devueltos sus familias. Los adolescentes reportados como extraviados fueron encontrados el miércoles 26 del mismo mes.

Los procesos de averiguación para encontrar a los menores Ariana Erika Méndez Colula, de 15 años, reportada como desaparecida el pasado 14 de febrero y Alexis “El Güero” Tieco China, de 13 años de edad, continúan en curso.

El estado de Puebla forma parte de los 15 estados en el país en los que se implementa la detonación de la alarma, además de los estados de Guerrero, Yucatán, Jalisco y el Distrito Federal, por mencionar algunos.

La Alerta Amber es un protocolo de búsqueda de menores de 18 años que inició en 1996 en los estados Unidos que pretende agilizar la búsqueda del menor desaparecido durante las primeras 72 horas.

En América Latina la Alerta Amber es efectiva en México, Puerto Rico, Estados Unidos y Canadá además los países de Alemania, Francia, Reino Unido, Australia y Países Bajos.

El 12 de septiembre de 2013, el ayuntamiento de Puebla y la Procuraduría General de Justicia (PGJ), signaron el convenio de activación de este instrumento de búsqueda.