Captura de ‘La Tuta’, tras 4 meses de seguir a mensajero

El comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, dijo que luego de seguir a ese mensajero se lograron identificar 10 domicilios, los cuales empezaron a ser vigilados.

Ciudad de México

El seguimiento por más de cuatro meses a un mensajero de Servando Gómez Martínez, La Tuta, llevó a la captura del capo esta madrugada en un domicilio en Morelia, informó Monte Alejandro Rubido, comisionado nacional de Seguridad.

En el hangar de la PGR en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, el funcionario federal detalló que derivado al seguimiento a dicho mensajero se lograron identificar 10 domicilios, los cuales empezaron a ser vigilados.

Dijo que fue a mediados del año pasado cuando se lograron identificar a varias personas de confianza de La Tuta, quienes tenían contacto con familiares del capo y se encargaban de recolectar víveres, ropa y medicamentos que le entregaban a otro responsable y éste a su vez al líder de Los Caballeros Templarios.

"Derivado de un seguimiento de más de cuatro meses se identificaron diez domicilios, los cuales comenzaron a ser vigilados; se logró identificar autos y el modus operandi", mencionó.

Dijo que el 2 de febrero se observó el ingreso del mensajero a uno de los 10 domicilios identificados y que "para pasar inadvertido contaba con el apoyo de varias personas. Del seguimiento se pudo identificar una camioneta registrada a nombre de una de las parejas sentimentales de 'La Tuta'".

Explicó que cuatro días después fue el cumpleaños del líder de Los Templarios y en una de las casas se observó a varias personas "aportando pasteles y comida (...), se percibieron movimientos inusuales, el equipo aumentó la seguridad instalando vehículos en los accesos y se alertó a un grupo de operaciones especiales".

Rubido dijo que La Tuta fue detenido esta madrugada sin realizar ningún disparo en el momento en el que salía de uno de los inmuebles ubicados en Morelia y agregó que el capo intentó disimular su identidad usando una gorra y una bufanda.

Servando Gómez Martínez tiene ocho órdenes de aprehensión y está vinculado con varias averiguaciones por los delitos de extorsión, secuestro, homicidio y tráfico de drogas.

Junto al líder de Los Caballeros Templarios fueron detenidas otras ocho personas a quienes les fueron aseguradas tres lanzagranadas, cuatro armas largas, siete armas cortas, tres tubos silenciadores, tres vehículos, aparatos de comunicación y droga.

La Tuta vestía una sudadera negra, pantalón de mezclilla azul y tenis negros cuando policías federales en cada lado lo sostenían del cuello y de los brazos para llevarlo a pie a un helicóptero de la corporación policiaca.

Durante el trayecto al helicóptero, el capo michoacano intentó levantar la cara para ver a su alrededor, pero los federales que lo custodiaron lo hicieron continuar a paso lento en la misma posición: encorvado, con la cabeza hacia abajo, con los dedos de las manos entre lazados.

Servando Gómez Martínez fue presentado ante los medios como lo hicieron las autoridades con Joaquín El Chapo Guzmán, líder del cártel de Sinaloa, y Vicente Carrillo Fuentes, El Viceroy, líder del Cártel de Juárez.

En un operativo simultáneo en Mérida, Yucatán, fue capturado Flavio Gómez Martínez, hermano de Servando, quien administraba recursos de la familia y está vinculado con al menos cinco indagatorias ministeriales, informó Rubido.

Flavio también pasó frente a las lentes de las cámaras de los medios custodiado por fuerzas federales cuando lo llevaban a pie para abordar un vehículo de la Policía Federal conocido como "Rinoceronte".

Mientras Flavio fue trasladado en el Rinoceronte a las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada(SEIDO), su hermano Servando voló en el helicóptero, acompañado de federales, al penal federal de máxima seguridad del Altiplano.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dijo que con la captura de Servando Gómez Martínez, La Tuta, se detuvo al "criminal más buscado en todo México".

"Debemos seguir adelante, seguir dando respaldo a los michoacanos, pero hoy se ha logrado el objetivo más importante en el combate contra el crimen: la detención del criminal más buscado en todo México, Servando Gómez Martínez", expuso.

La PGR ofrecía una recompensa de hasta 30 millones de pesos por información que llevara a la detención del capo michoacano.

Un informe elaborado por la Procuraduría General de la República y la extinta Secretaría de Seguridad Pública federal, en 2010, indica que Gómez Martínez es fanático del esoterismo, aficionado a la pelea de gallos, promotor financiero de políticos y estratega de campañas mediáticas para desacreditar a funcionarios, incluso compró a algunos.

Gómez Martínez ordenaba las ejecuciones, tanto de civiles como de autoridades, extorsiones y secuestros, según el informe.

La Tuta destacó entre los capos mexicanos por su tendencia a grabarse en videos y hasta dar entrevistas.