La Barca, marcado por el hallazgo de fosas clandestinas

Por el número de cuerpos encontrados, las fosas ubicadas en este municipio que colinda con Michoacán podrían representar la segunda peor matanza detrás de la San Fernando, Tamaulipas

Guadalajara

La guerra que libran los Caballeros Templarios y El Cartel Jalisco Nueva Generación por el control de la venta de drogas en los municipios limítrofes de Michoacán y Jalisco, llegó a su punto más álgido éste mes de noviembre con el hallazgo de 62 cadáveres que fueron encontrados en varias fosas clandestinas ubicadas en el municipio de La Barca Jalisco.

Las excavaciones e interrogatorios continúan, pues se cree que hay más víctimas enterradas en los terrenos para siembra que están junto al panteón, a unos metros del río Lerma, donde se han rescatado incluso algunas osamentas. Los predios donde se realizan las investigaciones abarcan entre 2 y 3 kilómetros de extensión.

La noticia del hallazgo del panteón clandestino colocó a La Barca en los ojos del mundo. Por el número de cuerpos encontrados, las fosas ubicadas en este municipio que colinda al sur y este con Michoacán podrían representar la segunda peor matanza desde que el gobierno federal declaró la guerra a los carteles de las drogas detrás de la de San Fernando, Tamaulipas.

Para las autoridades de La Barca, tal cantidad de cadáveres no representa una señal de alarma de que algo grave esta sucediendo en dicho municipio de la zona Ciénega de Jalisco, incluso acusan a los medios de comunicación de sobredimensionar la información.

En los municipios de Briseñas y Vista Hermosa Michoacán, la situación de inseguridad esta igual o peor que en la Barca.

Hallazgos en el estado

No es la primera vez que en Jalisco se localizan cementerios clandestinos. En 2012 dos hallazgos llamaron la atención, el primero ocurrió el 27 de enero donde en un predio denominado Cuamecate, ubicado en el camino a la presa Basilio Vadillo, fueron localizados siete cadáveres.

El otro ocurrió el 30 de junio de ese mismo año en el rancho La Estancia, en el municipio de Ejutla, se encontraron también siete cuerpos, cuatro de ellos calcinados y otros tres en avanzado estado de descomposición.

En este año el 18 de abril las autoridades acudieron a una brecha que conduce al balneario La Presa, dentro del bosque La Primavera, a unos tres kilómetros de distancia de la carretera Tala-Guadalajara. Ahí exhumaron los restos de un hombre que estaba una profundidad a unos 90 centímetros, el cadáver tenía de dos a tres meses de evolución cadavérica.