"El Komander", el compositor al que no le gustan las armas

Alfredo Ríos inició su carrera en el grupo local Comando Norteño pero el éxito para el sinaloense vino de la mano del Movimiento Alterado.
El intérprete ofreció una breve conferencia de prensa antes de su presentación.
El intérprete ofreció una breve conferencia de prensa antes de su presentación. (Alfonso Manzano )

Ciudad de México

Alfredo Ríos, El Komander, inició su carrera en Culiacán, Sinaloa, como vocalista del grupo local Comando Norteño. Poco después se fue a Estados Unidos para probar suerte como compositor. Actualmente es uno de los cantantes más reconocidos del llamado Movimiento Alterado.

En Estados Unidos Alfredo Ríos conoció a los hermanos Valenzuela a quienes logró vender algunas canciones exitosas y luego le grabaron un disco.

Omar Valenzuela, empresario y productor, indicó que le pidieron permiso al cártel del Sinaloa para que los dejen componer y cantar de esa manera.

Así ocurrió con la canción "Los sanguinarios del M1", que ha sido vista casi 13 millones de veces en YouTube, y en la que se habla de Manuel Torres, alias el M1, miembro del cártel de El Mayo Zambada.

"Nosotros los buscamos a ellos para que nos den permiso", dice Omar sin ofrecer mayor detalle.

El Komander y Omar han negado tener relación o patrocinio de cártel alguno. "Ojalá, que le echen la feria (dinero) para promoverlo (al Movimiento)", dice el último entre carcajadas.

"Honestamente a mí no me gustan las armas en primera porque no soy muy bueno para usarlas", indicó Ríos en una entrevista con AP.

"Lo que si me gusta es ejecutar un papel, como en un 'videohome' que se llama el ejecutor. Yo salgo del (sic) ejecutor".

El Komander tiene su residencia en Culiacán pero entre presentaciones, promoción y grabaciones, pasan la mitad del tiempo en Estados Unidos.

El también conocido como "el jefe del corrido alterado" comenta que disfruta hacer música ya que desde los nueve años compone. Asegura que este es su mundo y que no tiene miedo a represalias por cantar la "realidad" mexicana.

"Me dedico a hacer música para mi gente. Este rollo de la música es algo que tengo que enfrentar. Conozco el lugar en donde estoy, conozco el lugar de donde vengo, he batallado mucho. No hay miedo. Lo que hago es darle a la gente mis canciones. Más que miedo, es gratitud", expresó.

Con información de AP de un reportaje que publicó en 2011