Jurado decidirá si dos mexicanos enfrentan pena de muerte en San Diego

Este martes inicia la fase de sentencia en el juicio contra líderes del grupo criminal "Los Palillos"
Los Palillos
Los Palillos

San Diego

Este martes iniciará la fase de sentencia en el juicio a dos líderes de la organización delictiva "Los Palillos", en la cual, un jurado decidirá si ambos enfrentarán pena de muerte.

Jorge Rojas López y su lugarteniente Juan Estrada González, quienes en 2008 recibieron condena de cadena perpetua por secuestro, fueron declarados culpables a mediados de enero en la Corte de San Diego, por cuatro y seis asesinatos respectivamente.

La Fiscalía del Condado pide la pena máxima para ambos acusados, debido a los crímenes violentos que cometieron, que incluyen tortura e intento de asesinato a un policía, decisión que será evaluada por un jurado, señaló Jesse Navarro, vocero de la dependencia.

"Ahora empieza el proceso de hacer una decisión el jurado con dirección de un juez, lo que puede durar varias semanas para llegar a una conclusión. Si el jurado va a recomendar la pena de muerte o cadena perpetua, esto puede durar varias semanas, debido a que pedir la pena de muerte, es una situación que se debe llevar con mucha precaución y se tiene que estar seguro de que se está haciendo lo correcto"

Desde 1978 que se instauró la pena de muerte en California, 13 personas han sido ejecutadas, mientras que 720 se mantienen en espera.

El último caso se registró en 2006, durante la administración de Arnold Schwarzenegger, cuando se ejecutó a Donald Beardslee, culpable del asesinato de dos mujeres.

El juicio en contra de los líderes de la organización delictiva que se desprendió del Cartel Arellano Félix, es considerado el más grande, complejo y costoso de las últimas décadas en San Diego.

La serie de crímenes en que se vieron involucrados, fue algo nunca antes visto en San Diego, detalló Jesse Navarro.

"Los Palillos" fue un grupo de individuos que se vinieron de Baja California y empezaron aquí en la región de San Diego a involucrarse en actividades de narcotráfico y venganza. Empezaron a secuestrar, torturar y eventualmente asesinar a personas que eran sus rivales o que querían deshacerse de ellos, esto se llevó a cabo por un par de años

Esta organización criminal se formó luego de que el Cartel Arellano Félix ordenara el asesinato del hermano de Jorge Rojas López. A raíz de ello, tanto él como otros sicarios iniciaron operaciones de este grupo criminal que secuestraba y asesinaba en territorio norteamericano.