Juicios orales, el reto más grande en un siglo: Peña

Llama a romper inercias para implementar este modelo a más tardar en 2016, pues se trata de garantizar una justicia más ágil y con mayor respeto a los derechos humanos.
El gobernador de Yucatán, Rolando Zapata, platica con el presidente Enrique Peña Nieto y el procurador Jesús Murillo Karam en el acto en Mérida.
El gobernador de Yucatán, Rolando Zapata, platica con el presidente Enrique Peña Nieto y el procurador Jesús Murillo Karam en el acto en Mérida. (Jorge González/Notimex)

Mérida

El presidente Enrique Peña Nieto afirmó que la transformación del actual sistema penal hacia el modelo adversarial y oral es "el reto más grande de los últimos 100 años en la actividad jurídica" del país, por lo que anunció que el gobierno federal invertirá 7 mil millones de pesos para aplicarlo, lo que significa cuatro veces más de lo que se destinó anteriormente.

Al inaugurar la 31 Asamblea Plenaria de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia, el mandatario federal pidió a los agentes del Ministerio Público, fiscales y otras autoridades judiciales a romper inercias y estar abiertos al cambio para hacer un modelo de justicia más ágil y con mayor respeto a los derechos humanos.

También urgió al Congreso de la Unión a la pronta aprobación de las modificaciones legales que permitan soluciones alternas para despresurizar el sistema y concentrar los esfuerzos en perseguir a quienes más lastiman a la sociedad.

"Por todo ello, transformar el sistema tradicional penal es el reto más grande de los últimos 100 años de actividad jurídica en nuestro país. Para superarlo es necesario romper inercias, tener una mente abierta al cambio y, sobre todo, concretar en el plazo constitucional establecido los cambios legales e institucionales que se requieren. Y este plazo se agota en el año 2016.

No hay modificación de fondo a una legislación que sea fácil de implementar, porque el cambio en la ley también implica un cambio en la vida de las instituciones y de las personas", explicó.

Por ello darán la ayuda necesaria a las entidades para que se cumpla la transformación del sistema en el plazo establecido.

"Gracias al respaldo de los señores legisladores, en el periodo 2013-2014 se están destinando más de 7 mil millones de pesos para la implementación del nuevo sistema de justicia penal.

"Esta cifra es prácticamente cuatro veces lo invertido previamente en esta materia, en este reto y en este objetivo. Lo hemos hecho así para asegurarnos de que en 2016 este sistema opere en todo el territorio nacional", puntualizó.

Peña Nieto consideró que aun cuando en algunas entidades hay un avance mínimo en la implementación de este sistema, están todavía en posibilidades de lograr la transformación en tiempo y forma.

El Estado, dijo, debe tener mayor capacidad y dedicar más esfuerzos, bajo una mejor coordinación, a combatir a las bandas criminales "que han logrado estar mejor capacitadas, mejor equipadas, con armamento altamente sofisticado".

La nueva reforma y su aplicación, permitirá desahogar asuntos de menor relevancia con el acuerdo de las partes involucradas o con métodos más ágiles, apuntó.

Más tarde acudió a la inauguración de la primera sala del sistema oral que comienza a aplicarse en el estado. Acompañado de las autoridades federales y locales de justicia, el Presidente recorrió instalaciones donde se realizarán los juicios orales y ya se capacitan a más de 3 mil personas que laboran en el sistema de justicia.