Jueza respalda a presunto golpeador en Guanajuato, acusa Lucero

Además, reprochó que el abogado de su agresor la “tachó de inmoral por iniciar mi vida sexual a los 17 años, pero claro que se podía esperar, defendía lo indefendible”.

Ciudad de México

A tres semanas de haber sido golpeada brutalmente por Miguel Ángel Jasso, por negarse a tener relaciones sexuales con él, María de la Luz Salcedo Palacios, mejor conocida como Lucero, denunció que las autoridades encargadas de procurar justicia se pusieron de lado de su agresor.

Lucero fue agredida el 12 de septiembre, muy cerca de Dolores Hidalgo, y trasladada al Hospital General de la ciudad de Guanajuato. Ahí identificó plenamente a su agresor, quien ingreso al mismo centro hospitalario después de abandonar a Lucero y sufrir un accidente automovilístico.

Ayer, la juez Paulina Medina Manzano determinó que los delitos a perseguir en este caso son lesiones y abuso erótico sexual, considerados menores, por lo que fijó que Jasso deberá recibir terapia por problemas de alcoholismo y drogadicción, además de pagar una fianza de 15 mil 630 pesos para que enfrente en libertad, el proceso en su contra .

Con esto, desechó la petición del fiscal para juzgar a Jasso Manríquez por intento de violación y tentativa de homicidio, a pesar de las 19 lesiones en el cuerpo y el estrés postraumático que presentó la víctima.

En entrevista con Milenio, Lucero expresó su decepción e inconformidad por los resultados de esta audiencia, aunque eso no la desanima en la búsqueda de justicia.

“Él (Miguel Ángel Jasso) admitió haberme golpeado, además se omitieron pruebas relevantes como el intento de estrangulamiento. El abogado de la defensa me tachó de inmoral por iniciar mi vida sexual a los 17 años, pero claro que se podía esperar, defendía lo indefendible”, narró Lucero.

La joven guanajuatense señaló que trabajará junto con su abogado en reunir nuevas evidencias para la siguiente audiencia, fijada para el 30 de noviembre.