Juez da amparo a mujer a quien su hija intentó arrebatarle sus bienes

La mujer fue declarada por su hija como "loca" e internada en un hospital. Tiempo después la llevó a un asilo y acudió a un juzgado, el cual determinó que la madre estaba en estado de interdicción.

Ciudad de México

Un juez federal otorgó un amparo a mujer que fue declarada "loca" por su hija, ésta última que intentó arrebatarle los bienes inmuebles a su madre internándola en un hospital psiquiátrico, donde le suministraron medicamentos innecesarios, y después la llevó a un asilo, en Nuevo León.

Sin embargo, se comprobó que la señora está bien de sus facultades mentales, motivo por el cual se dejó sin efecto la resolución dictada indebidamente por un juez de lo familiar en territorio nuevoleonés, quien declaró el estado de interdicción contra la madre, porque supuestamente no podía valerse por sí misma.

Por la trascendencia, el asunto fue turnado al juzgado Quinto de Distrito del Centro Auxiliar de la Quinta Región, con residencia en Culiacán, Sinaloa, quien detectó diversas irregularidades en el proceso civil.

El juzgado federal sustentó su fallo en informes médico psiquiátricos que concluyen que la madre es capaz de comprender, se encuentra lúcida, consciente de su realidad y de su situación actual.

Asimismo, resolvió que la madre cuenta con legitimación para defenderse a través del juicio de amparo.

Por esa razón dejó sin efecto la sentencia de interdicción emitida por el juzgado Primero de lo Familiar del Primer Distrito Judicial de Nuevo León.

La historia

De acuerdo al expediente judicial, en 2012, a la madre intentaron embargarle su casa, por lo que cayó en un cuadro de depresión.

No obstante, la mujer ganó el litigio del inmueble, pero su hija se apropió de ese domicilio y para que su madre no lo impidiera, "la internó en un hospital psiquiátrico durante tres meses alegando que padecía un trastorno psicoafectivo". Incluso le suministraban medicamentos innecesarios.

Como la hija no pudo retener a su madre en el hospital, la internó en un asilo, tiempo en el que acudió ante el Juzgado Primero de lo Familiar del Primer Distrito Judicial en el Estado de Nuevo León, el cual declaró a la madre en estado de interdicción.

En la resolución federal, el juez determinó que se debió privilegiar los principios fundamentales que norman el procedimiento, y llamar a la persona de quien se pide la declaración de interdicción para que intervenga en el procedimiento, a efecto de ofrecer y desahogar pruebas a su favor y alegar lo que a su derecho convenga.

Ahora, el Juzgado Primero de lo Familiar del Primer Distrito Judicial en el Estado de Nuevo León deberá reponer el procedimiento y dictar otro fallo, donde se respete la solicitud de jurisdicción voluntaria, pero en el que ordene el llamamiento a las diligencias a la madre, y le dé la intervención procesal correspondiente.