Juego con pistola termina en tragedia

Elías Nacoud Ruiz, de 13 años, perdió la vida a causa de un balazo en la cabeza ocasionado accidentalmente por un amigo.
Elías Nacoud Ruiz
La familia de Elías dio su aval para donar los órganos del menor. (Especial)

Monterrey

La imagen muestra a un niño de 13 años posando en una playa. Al fondo, una estatua de arena y él con un algodón de azúcar. En sus redes sociales, Elías Nacoud Ruiz también aparece en fotografías con su primo Karim, con sus amigos, divirtiéndose con videojuegos, e incluso visitando un zoológico y acompañando a una botarga de un personaje de caricaturas.

De pronto, todas estas estampas de momentos felices se vieron contrastadas con la realidad y tristeza que se vivió la noche del sábado 3 de enero cuando, en una fiesta en la colonia El Carmen, en Monterrey, Elías Nacoud Ruiz murió a consecuencia de un impacto de bala en la cabeza que ocurrió presuntamente en forma accidental.

El menor se encontraba divirtiéndose en la fiesta cuando otro jovencito les dice a un grupo de amigos que había adquirido un arma y se las iba a mostrar. El joven la pasaba de mano en mano y cuando llegó a Elías, sucedió la tragedia.

Su amigo disparó aparentemente en forma accidental provocándole un impacto de bala en la cabeza.

De la casa ubicada en el cruce de las calles Dinamarca e Inglaterra, Elías fue llevado con vida por elementos de la Cruz Roja al hospital San José, pero dos días después perdería la batalla contra la muerte.

Aunque las autoridades investigaban si en la fiesta jugaban a la llamada "ruleta rusa", que consiste en jalar del gatillo de la pistola y esperar que no dispare, finalmente esta línea se descartó y se estableció que fue un disparo accidental.

Según las investigaciones, el arma habría sido comprada por la cantidad de seis mil 500 pesos, negociación que se habría realizado afuera de un centro comercial ubicado en Vasconcelos y Gómez Morín, en San Pedro Garza García.

El procurador de Justicia, Adrián de la Garza Santos, informó que se estaba investigando tanto al vendedor como al comprador. El primero, para saber de dónde obtuvo el arma; y el segundo, para saber cómo logró conseguir el dinero para adquirirla.

Donan órganos

La familia de Elías Nacoud Ruiz dio su aval para la donación de órganos a fin de dar oportunidad de vida. Fueron en total siete los órganos que servirán a personas de diferentes partes del país.

Posteriormente, el cuerpo de Elías fue velado en las Capillas Valle de la Paz, en San Pedro Garza García, donde fue recordado como un chico que siempre quería ayudar a los demás.

La familia Nacoud Ruiz es originaria de El Mante, Tamaulipas, pero actualmente habita en San Pedro; sin embargo, la vida de ellos dio un giro inesperado al perder a uno de sus integrantes.

Al adolescente le gustaban los videojuegos y convivir en sus ratos libres con su primo Karim Nacoud Rodríguez. La mayoría del tiempo la pasaban juntos y subían la foto del recuerdo en sus redes sociales, donde las muestras de cariño aparecieron.

Una de ellas decía: "Elías, mi amigo, mi primo, pero sobre todo, mi hermano. Hoy pierdo a una de las personas más importantes de mi vida. Gracias por haberte cruzado en mi camino y estar conmigo en las buenas y en las malas, gracias por todos esos momentos de diversión, gracias por estar todos estos años a mi lado".

Los familiares se encuentran consternados con el lamentable hecho y esperan encontrar consuelo en Dios, pues ahora Elías es un ángel más en el cielo.