Resulta lesionado al intentar asaltar a un agente federal

Al agendar la prueba de manejo de un auto en venta en Gómez Palacio, Juan Antonio Gurrola Martínez amenazó al ofertante con una pistola, forcejean y es sometido. El elemento estaba franco.
Un sujeto intentó robar este vehículo que era vendido por un policía federal.
Un sujeto intentó robar este vehículo que era vendido por un policía federal. (Especial)

Gómez Palacio, Durango

 Juan Antonio Gurrola Martínez de 28 años de edad, fue trasladado al Centro de Reinserción Social (Cereso) número uno en la capital del estado de Durango, tras ser el responsable de cometer un robo de vehículo con lujo de violencia.

Los hechos ocurrieron el fin de semana, cuando al ver un anuncio de venta de un automóvil en el periódico, llamó a su vendedor para agendar una cita cerca de la colonia Hamburgo en Gómez Palacio y así observar el vehículo.

Al verse, Juan Antonio solicitó una prueba de manejo del coche, accediendo a ella el vendedor, quien se subió en el área del copiloto de su auto descrito como una unidad Chrysler 300C, modelo 2006 en color negro, sin placas de circulación.

Los dos hombres a bordo de la unidad circularon sobre el bulevar Ejército Mexicano y fue cerca del puente San Ignacio, cuando Juan Antonio sacó de entre sus ropas un arma de fuego calibre .45, con la cual amenazó de muerte al vendedor para que se bajara del coche.

El vendedor no se dejó y comenzaron a forcejear al interior, cayendo el auto al canal Santa Rosa-Tlahualilo, por lo que se accionó el arma de fuego, resultando lesionado en una mano el ladrón y fue sometido por el vendedor del auto, quien se identificó como un elemento de la Policía Federal y se encontraba franco.

De inmediato solicitó apoyo a través de su teléfono celular a las distintas corporaciones de seguridad, identificándose como elemento oficial.

Minutos después arribaron autoridades policiacas así como personal de Cruz Roja, quien brindó los primeros auxilios a Juan Antonio Gurrola, quien no ameritó traslado al hospital y fue llevado tras las rejas de la cárcel y puesto a disposición del Ministerio Público, para ser juzgado por los hechos.