Joyeros, tras los robos ocurridos en Santa Fe

Sospecha que los responsables forman parte del gremio o son compradores independientes.

México

Los dos asaltos ocurridos en menos de tres meses en la joyería La Pequeña Suiza, en el Centro Santa Fe, fueron planeados y concretados por los mismos integrantes del gremio, con el fin de que la competencia sea menor, acusaron propietarios y encargados de este establecimiento comercial.

Fernando Fuentes, representante legal del negocio, calificó de “competencia desleal” a las personas que realizan estos actos delictivos, por lo que señaló como responsables a “un joyero o comprador independiente”.

“Es una forma de que estas personas estén tratando de quitar competencia del giro de  la joyería. Saben del movimiento del negocio en tiendas departamentales, conocen perfectamente horarios, fechas en que hay más inventario; definitivamente es alguien del giro”, aseveró.

Fuentes abundó que quienes están detrás de estos robos también cuentan con capacidad y conocimiento de mercado para desplazar la mercancía que se están llevando. “Si se roban un reloj de 100 mil pesos lo venden en el mercado negro en 30 mil, pero son ganancias netas”, estimó.

En entrevista, el representante legal de La Pequeña Suiza aseguró que estos dichos han sido denunciados ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, en particular en el anterior asalto, ocurrido el 28 de diciembre del año pasado en este mismo establecimiento.

Fuentes afirmó que el botín sustraído este viernes fue superior a 2 millones de pesos robados en diciembre; sin embargo, aclaró que falta por calcular con exactitud los artículos sustraídos y por lo tanto el monto preciso.

En tanto, Fausto Fuentes, gerente de la joyería, subrayó que los presuntos delincuentes utilizaron el mismo modus operandi que en la ocasión anterior, es decir, portaban armas de fuego con las que sometieron a los empleados y con mazos para romper las vitrinas.

El encargado del lugar, quien se encontraba ahí el pasado viernes cuando ocurrió el asalto, sostuvo que en esta ocasión sí hubo detonaciones por arma de fuego y los probables responsables “venían exclusivamente por los (relojes) Rolex”.

NO SIRVIERON LAS CÁMARAS

A diferencia de hace tres meses, el viernes las cámaras de videograbación, tanto al interior como al exterior de La Pequeña Suiza, fallaron y no pudieron registrar los hechos; no obstante, las imágenes captadas por la plaza ya fueron entregadas a la PGJDF.

El gerente de la joyería relató que aproximadamente a las 19:30 horas ingresaron los presuntos asaltantes, quienes con armas de fuego amagaron a los cuatro empleados, incluido él, que se encontraban en el lugar. Además, dispararon, dijo, mientras rompían con los mazos los cristales de las vitrinas.

De acuerdo con autoridades capitalinas, dentro del negocio encontraron tres casquillos, así como manchas de sangre debido a que al menos uno de los presuntos responsables se hizo una herida con los cristales rotos al extraer los relojes y joyas del aparador.

Hasta este sábado todavía se observaban rastros de sangre en la ruta de escape que siguieron los presuntos delincuentes; según personal de seguridad del centro comercial Santa Fe, subieron un piso por las escaleras eléctricas para salir por una de las puertas ubicadas frente a Paseo de la Reforma.

Al salir al estacionamiento, los presuntos delincuentes se dispersaron, pues ya eran perseguidos por los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal sector Yaqui, quienes habían arribado al lugar al ser notificados del intento de robo.

En este punto, los uniformados y los probables responsables se enfrentaron a balazos, hiriendo a dos de estos últimos, en la nalga y hombro, así como en la pierna izquierda, respectivamente; a pesar de ello, intentaron esconderse entre los automóviles, pero finalmente fueron capturados.

Adrián Rubalcava, jefe delegacional en Cuajimalpa, destacó la actuación de los cuerpos de seguridad, tanto privada como de la policía capitalina, en estos hechos, al asegurar que los protocolos de actuación mejoraron respecto al anterior hecho delictivo, ocurrido en diciembre pasado.

A pesar de ello, el titular de la demarcación aseguró que reforzarán la seguridad en la plaza comercial, así como en sus inmediaciones como parte de la estrategia en la materia, la cual también prevé recuperación de espacios públicos en varios puntos de Cuajimalpa.