Lo acribillan por la avenida Morelos de Torreón

El cuerpo de una persona de aspecto joven quedó en el pavimento, frente al número 22 de la Leona Vicario. Se identificó con el nombre de Julio César Meraz Pérez de 35 años de edad.
Se hallaron seis casquillos de arma de fuego.
Se hallaron seis casquillos de arma de fuego. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

A pesar de ser un sector transitado, nadie se percató bien de lo que pasó, pero quienes se encontraban cerca de Leona Vicario entre Morelos y Juárez, escucharon disparos y corrieron a resguardarse. 

En pavimento quedó un cuerpo con varios impactos de arma de fuego, mientras la sangre del occiso corría a la orilla del cordón de la banqueta, justo frente al número 22 de la Leona Vicario. 

De inmediato se realizaron llamadas de auxilio a los números de emergencias acudiendo integrantes de las diversas corporaciones de seguridad que operan en Torreón. Tras acordonar el área las autoridades comenzaron a realizar su labor. 

La vestimenta del occiso, alrededor de cuyo cuerpo se encontraron seis casquillos de calibre .45, era una camisa azul claro, suéter blanco, pantalón de mezclilla, zapatos café y ropa interior de color blanco. 

El presunto asesino iba a pie, le tocó el hombro al difunto y le disparó en varias ocasiones para escapar a pie.

A simple vista los restos presentaban una herida en el abdomen, en el hombro izquierdo y también en la cabeza. En su mano derecha traía un smart phone de color verde con negro, se cree que iba hablando por el aparato cuando lo atacaron.

Elementos de la Policía Investigadora adscritos a la Procuraduría General de Justicia del Estado acudieron para realizar las primeras indagatorias. Así mismo el Agente del Ministerio Público en turno acudió a tomar conocimiento del deceso. 

Entre las pertenencias del difunto, se encontró una cartera en la que había una identificación a nombre de Julio César Meraz Pérez, de 35 años de edad, vecino de la colonia Aquiles Serdán de esta ciudad.

Trascendió extraoficialmente según información de clientes de una tienda cercana, que el presunto asesino iba a pie, le tocó el hombro al difunto y le disparó en varias ocasiones para escapar a pie.

Así mismo, que minutos antes del asesinato se había retirado del lugar una unidad de la Dirección de Seguridad Pública Municipal.

El cuerpo del hombre fue levantado por orden del Agente del Ministerio Público, para luego ser trasladado a las instalaciones del Semefo de Torreón.

Tras este trámite legal, la familia del hoy occiso podrá hacer el reclamo de los restos para los rituales funerarios.