Joven obrero sobrevive a derrumbe de zanja

Al menos dos toneladas de tierra cayeron encima del cuerpo del joven que había caído al menos tres y medio metros a una zanja.
El joven sufrió heridas de gravedad.
El joven sufrió heridas de gravedad. (Arturo Andrade)

León, GTO.

Un obrero sobrevivió al derrumbe de una zanja de tres y medio metros de profundidad que hacía para instalar drenaje en la carretera a la Loza de los Padres.

Sus compañeros dicen que le cayeron por lo menos unas dos toneladas de tierra encima y el cuerpo quedó cubierto por completo.

El hecho ocurrió a las 11:30 de la mañana de este jueves en el kilómetro tres de la carretera que conduce a la comunidad Loza de los Padres.

Julio Barajas de 22 años quien tiene su domicilio en la comunidad Estancia del Cubo en el municipio de San Felipe es el muchacho que quedó enterrado.

Dijo uno de los trabajadores que entre unos seis trabajadores actuaron de inmediato y con palas y con las manos en pocos segundos llegaron a la cabeza del muchacho y pudo respirar.

Enseguida acudieron elementos de Bomberos de León y rápidamente se sumaron al rescate del cuerpo completo.

El herido fue abordado a una ambulancia y lo llevaron de urgencia al Hospital General Regional, personal de Protección Civil dijeron que las lesiones eran graves.

Rogelio Rodríguez otro de lso trabajadores  comentó que la tierra llegó a unos 40 centímetros por encima de la cabeza de Julio y que al mismo tiempo que usaron palas temían lastimarlo, una vez que hallaron la cabeza sólo usaron las manos.

Los trabajadores dicen que fue debido a la humedad pero que ya tienen más de una semana se trabajar en el fondo de las zanjas porque están instalando la tubería para drenaje en la zona.