Joven fiestero se deslinda de responsabilidades

El organizador de la fiesta que se salió de control en Zapopan menciona que no molestaban a nadie. 

Guadalajara

Alejandro Chassín Godoy, el joven que organizó una fiesta en la colonia Mirador del Sol, en Zapopan, dónde 281 fueron detenidos, publicó un comunicado en el que se deslinda de responsabilidades y además muestra disposición en hablar con medios de comunicación.

El joven señala que los invitados a su fiesta fueron convocados vía Facebook, y que hizo extensa la invitación a todos sus contactos en dicha red social.

Menciona que el día de la fiesta la gente comenzó a llegar hasta que la casa se llenó, y que él no se dispuso a correr gente por temor a ser abucheado o de que le lanzaran un objeto.

“(Dentro de la casa) no molestábamos a nadie, puesto que era un estéreo común y corriente, con unas bocinas y amigos DJs con sus controladores conectados, nada fuera de lo común, así que la molestia de vecinos no pudo ser por el ruido, si no por la gente en vía pública, que claro está estaban en su derecho de haber salido y corrido (a la gente)”, explica en el escrito.

Alejandro indica que el día de la fiesta no estaba enterado de que alguien había lanzado una botella a la primera patrulla que arribó al lugar, sin embargo “creo que lo correcto sería identificar al que los agredió y si hacer cumplir la ley y detenerlo”, continúa describiendo como la policía dispara a la gente (balas de goma) haciendo que todos corrieran y se refugiaran donde pudieron.

“Sin diálogo alguno los policías rompen puertas y ventanas e ingresan a la casa, destruyen la casa, ventanas, puertas, baños, roban joyería, golpean a mi mamá y familiares y aún a pesar de todo en ningún momento me resistí a un arresto”, señala. 

Concluye mencionando que lo más correcto hubiera sido llegar y haber detenido a los que estaban bebiendo en la vía pública o pedirles que se retiraran.