Detienen en Matamoros a líder del cártel del Golfo

En los municipios de Aldama, Soto la Marina y Abasolo tenía a su cargo siete grupos de sicarios dedicados al secuestro y la extorsión; confiesa ante la SEIDO el homicidio de un policía federal.

México

Elementos de la Marina y la Policía Federal detuvieron el jueves en Matamoros a José Sánchez García, líder regional del cártel del Golfo en Tamaulipas, uno de los objetivos prioritarios de la nueva estrategia del gobierno de la República en dicha entidad.

Monte Alejandro Rubido García, comisionado nacional de Seguridad, explicó en conferencia de prensa que Sánchez García comenzó en la estructura criminal por invitación de Mario Armando Ramírez Treviño en 2010.

Tenía a su servicio a siete grupos de sicarios en los municipios de Aldama, Soto la Marina y Abasolo, dedicados al cobro de derecho de piso, que oscilaban entre 50 y 600 mil pesos a empresarios, ganaderos y productores agrícolas de la región, así como al secuestro y la extorsión.

Abundó que Sánchez García fue escalando en la estructura del cártel del Golfo "por el nivel de agresividad con que actuaba" y el alto grado de violencia que caracterizaba a los sicarios a su servicio. Además, contaba con una amplia red que le informaba de las acciones policiales en su zona de operación.

En su declaración ministerial ante la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) de la Procuraduría General de la República (PGR), confesó haber participado en el homicidio de un policía federal en Almada el 11 de septiembre de 2014.

Además, las autoridades lo relacionan con el asesinato de Homero Villarreal González, delegado de la Secretaría de Seguridad Pública en Aldama, Tamaulipas, en agosto del año pasado y en la emboscada contra personal de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR y agentes del Ministerio Público de la Federación, en la carretera Aldama-Soto la Marina, durante un operativo encaminado a su detención, efectuado el pasado 10 de enero.

El comisionado precisó que a raíz de la estrategia federal en Tamaulipas, Sánchez García abandonó su área de influencia y se trasladó a Matamoros. Su ubicación era rastreada por las fuerzas federales desde julio del año pasado, culminando con su detención el jueves pasado en la colonia Bugambilias en dicho municipio.

En cumplimiento de una orden de localización y presentación fue realizado el operativo de captura, durante el cual se suscitó un enfrentamiento porque quienes lo acompañaban abrieron fuego contra los uniformados.

Sánchez García fue consignado por los delitos de delincuencia organizada y portación de arma de uso exclusivo del Ejército —se le confiscó en su detención un arma larga Barret 50— y se le trasladó al Centro Federal de Readaptación Social número 15, con sede en Villa Aldama, Veracruz.

De acuerdo con Rubido García, los sicarios que trabajaban para el hoy detenido secuestraban a familiares y trabajadores de empresarios de la región, los mantenían cautivos en ranchos que también robaban y, en caso de no recibir los pagos que exigían, asesinaban a sus víctimas.

También cobraban derecho de piso a comerciantes que introducían mercancía procedente de Estados Unidos, incluyendo contrabando, cuyas cuotas iban desde los 500 dólares hasta 15 por ciento del valor total de las mercancías.

El titular de la SEIDO, Felipe Muñoz, informó que se realizaron exámenes periciales para acreditar la identidad del detenido.

Claves

Caen 3 de Los Montoya

- La Fiscalía General de Chihuahua informó que un enfrentamiento entre agentes ministeriales y presuntos narcotraficantes dejó saldo de tres detenidos y un muerto.

- Precisó que por la tarde del sábado se realizó un operativo en una casa del municipio de Balleza, donde vivía Francisco Montoya Holguín, supuesto líder de una célula del grupo delictivo Los Montoya.

- Comenzó el intercambio de disparos entre los agentes y los presuntos narcotraficantes, por el cual fueron detenidos tres sujetos, entre ellos Francisco Montoya, y uno murió por intoxicación al quemarse la casa.