Detienen a ‘El Pony’, líder de La Familia en Edomex

José María Chávez Magaña fue capturado por elementos de la PGR y Sedena, en el municipio de Tejupilco

Ciudad de México

Fuerzas federales detuvieron en el municipio de Tejupilco a José María Chávez Magaña, 'El Pony', líder del cártel de La Familia Michoacana en el Estado de México, informó una fuente de la Procuraduría General de la República.

En un operativo conjunto, elementos de la PGR y de la Secretaría de la Defensa Nacional capturaron este martes al capo.

El grupo de Chávez es considerado uno de los responsables del incremento en hechos de violencia en el Estado de México, informaron a The Associated Press dos funcionarios de seguridad.

La detención de 'El Pony' ocurrió la misma semana en que al menos 22 personas murieron en un choque armado con soldados en Tlatlaya, Estado de México.

La Familia es un grupo surgido originalmente en Michoacán y que tras aterrorizar esa y otros lugares comenzó a recibir varios golpes de las autoridades federales. Además, en 2011 el grupo sufrió una división interna que dio paso al surgimiento del cártel de Los Caballeros Templarios, el cual ocupó la mayoría de los espacios de aquel.

Aunque en los últimos años las autoridades llegaron a decir que La Familia había prácticamente desaparecido, el grupo mantuvo operaciones en algunas zonas, incluida la zona fronteriza común entre Michoacán y Estado de México. En esta última zona se encargó de las operaciones 'El Pony', dijo uno de los funcionarios.

La Familia mantiene luchas con grupos rivales, como uno denominado Guerreros Unidos, por el control de rutas en algunas munidades del Estado de México, añadió.

Dijo que hasta ahora se tienen datos de que los 22 muertos el lunes estarían relacionados con Los Guerreros Unidos, un grupo del narcotráfico surgido hace unos años tras la división de otro cártel (de los hermanos Beltrán Leyva). Tlatlaya es un municipio para las autoridades ambas organizaciones se disputaban.

El gobierno federal anunció a finales de marzo un plan para algunos municipios del Estado de México para contener la violencia y señaló que se mantendrá durante todo el mandato de Peña Nieto, que concluye en el 2018.

Según datos oficiales, en 2012 se registraron 2 mil 130 denuncias homicidios dolosos y para el año siguiente bajaron ligeramente a mil 932 y entre enero y mayo del 2014 la cifra fue de 838.