Juez advirtió actos de tortura contra Mireles: abogada

Talía Vázquez dijo que el Juzgado Quinto ordenó a la PGR investigar a los elementos que se presume cometieron esos hechos durante la detención del fundador de las autodefensas.

Ciudad de México

Un juez federal ordenó a la Procuraduría General de la República investigar si hubo tortura psicológica durante la captura del fundador de las autodefensas, José Manuel Mireles, el 27 de junio, dijo su abogada Talía Vázquez.

La litigante informó en su cuenta de Twitter que hay "pruebas de tortura, de manipulación de pruebas y de mentiras en las periciales".

El Juzgado Quinto de Distrito con residencia en Uruapan, Michoacán, advirtió que en la detención hubo actos de tortura al ser encapuchado y que no fue entregado inmediatamente al Ministerio Público, indicó la jurista en entrevista vía telefónica.

"El juez manda a dar vista al Ministerio Público para que se investigue a los elementos que se presume perpetraron esos hechos", comentó Vázquez.

Destacó que existen "irregularidades gravísimas", las cuales están demostradas en videos y fotografías, entre ellas, el que los policías no resguardaron la camioneta donde supuestamente estaban las armas.

"Al revolver las armas se rompe la cadena de custodia, no las resguardan. Los soldados revuelven las armas, las avientan a todas en la plaza, así ya no se sabe quién traía cada arma", explicó la abogada.

"La ley señala que si encuentras una camioneta con armas, acordonas la zona. Registras cada evidencia, huellas, fotos, nada de eso hicieron, por lo que las pruebas se vuelven ilegales, además de que metían y sacaban cosas al vehículo", dijo.

Otra inconsistencia es que el helicóptero en el que trasladaron a Mireles llegó a Morelia alrededor de las 21:00 horas del 27 de junio, cuando a las 19:20 horas la Procuraduría de Michoacán ya tenía exámenes médicos de los detenidos.

La jurista acusó de que autoridades que trasladaban a Mireles de Lázaro Cárdenas a Morelia en helicóptero sólo le daban "vueltas sobre el mar" con amenazas de que lo tirarían al agua, además de que "estuvo seis horas sin ser puesto a disposición del Ministerio Público".

Acusó que en un expediente se indica que Mireles y sus tres escoltas fueron detenidos en Tacámbaro, cuando se sabe que fue en La Mira. "Los policías no saben ni en dónde los detuvieron, porque no estuvieron en el lugar; fue el Ejército".

Afirmó que el "parte policíaco es falso" ya que los escoltas de Mireles, Salvador Mendoza y Gerardo López, estaban en otra parte de La Mira cuando fueron detenidos por elementos del Ejército y no por policías cuando salían del "Pollo Feliz".