"Un teatro", el pacto para legalizar autodefensas: Mireles

José Manuel Mireles afirmó que esos grupos iban a legalizarse cuando cayeran los líderes 'templarios', pero las autoridades "se adelantaron a los acontecimientos".
José Manuel Mireles, líder de autodefensas en Michoacán
José Manuel Mireles, líder de autodefensas en Michoacán (Cuartoscuro)

Ciudad de México

El acuerdo entre el gobierno federal y las autodefensas de Michoacán para legalizar a estos grupos y registrar las armas es un “teatro” en el que se burlan unos de otros, afirmó uno de sus líderes, José Manuel Mireles.

En entrevista con el diario español El País, el doctor Mireles señaló que las autodefensas no tienen confianza en el pacto para su legalización, ya que había acordado hacerlo cuando detuvieran al último de los líderes templarios, pero las autoridades “se adelantaron a los acontecimientos”.

Reprochó además que la gente asignada por el gobierno federal utilice mediáticamente el movimiento social surgido en Michoacán.

“El Estado necesita toda la atención del Gobierno federal para resolver la situación, pero no a través de estos teatritos. En Michoacán no necesitamos teatros para que se recupere la paz, necesitamos hechos reales”, sostuvo.

Como ejemplo de la capacidad del Estado mexicano para resolver la situación de inseguridad en Michoacán citó la entrada de fuerzas federales al puerto de Lázaro Cárdenas, ocurrida en noviembre pasado.

Reiteró que las autodefensas no van a entregar las armas, ya que el acuerdo es para que quienes quieran seguir armados lo hagan legalmente bajo la estructura de defensas rurales, la cual, aseguró, existe desde hace muchos años.

“El pacto para legalizar las autodefensas es un teatro, están burlándose unos de otros”, comentó.

Aseveró además que la institucionalización de las autodefensas “solamente se puede dar después de que se haya limpiado el Estado. Antes no va a servir”.

Manifestó su desacuerdo en la desaparición de poderes en la entidad y dijo que para las elecciones, las autodefensas serán “los principales vigilantes”.