Procuraduría de Puebla dice que niño murió por "onda expansiva"

El procurador de Puebla, Víctor Carrancá, dijo que el niño José Luis Alberto Tehuatlie no murió por una bala de goma y que durante la manifestación hubo un grupo de infiltrados que aventaron ...

Ciudad de México

La procuraduría de Puebla, dijo hoy que José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo, de 13 años, murió por la lesión causada por la onda expansiva de un cohetón de un grupo distinto a la policía estatal y a los manifestantes.

El procurador Víctor Carrancá dijo que detectaron que hubo un tercer grupo violento que aventó piedras, cohetones y bombas molotov.

El 9 de julio, habitantes de Chalchihuapan cerraron la autopista Puebla- Atlixco para pedir el regreso del servicio del registro civil a las juntas auxiliares. Los granaderos iniciaron el desalojo y los pobladores se enfrentaron.

En el enfrentamiento el menor resultó lesionado cuando caminaba. El 18 de julio, los médicos le diagnosticaron muerte cerebral. Los pobladores acusaron a la policía estatal de disparar balas de goma y que una de ellas había impactado contra la cabeza del niño.

En conferencia de prensa, el procurador dijo que de acuerdo con los análisis científicos realizados, no hay evidencia alguna de balas de goma o algún otro objeto que haya empleado la policía estatal durante la manifestación.

El procurador afirmó que se realizaron al menos 98 pruebas de diferentes tipos para llegar a la conclusión de que la lesión del menor no fue causada por balas de goma, sino por una onda expansiva de un cohetón.

Además, se determinó que la posición en la que estaba el menor era alejada a la zona de enfrentamiento, y que no se encontró evidencia de pólvora en la herida, ya que no fue un impacto directo.