Tres años después, diputado plagiado por policías no aparece

Fueron detenidos cinco elementos por este caso, de los cuales tres no solo quedaron libres, sino que aún hoy siguen en activo.
Magallón Gudiño (de bigote) fue secuestrado el 18 de enero de 2011.
Magallón Gudiño (de bigote) fue secuestrado el 18 de enero de 2011. (Especial)

Estado de México

A más de tres años del secuestro de Jorge Ignacio Magallón Gudiño, ex diputado federal suplente del PRI, perpetrado por elementos de la desaparecida Agencia Federal de Investigaciones (AFI), solo tres implicados han sido detenidos, mientras que otros aún siguen activos en corporaciones policiacas.

Consuelo Lara, esposa del ex legislador, afirmó que el caso ha pasado por tres procuradores y seis fiscales del Estado de México, sin que haya avances o aparezca la víctima.

El plagio ocurrió el 18 de enero de 2011, en el municipio de Atizapán de Zaragoza, Estado de México, cuando el diputado viajaba en su camioneta para arreglar unas bicicletas y fue interceptado por un grupo de hombres armados.

Horas más tarde, Lara recibió una breve llamada de su esposo, quien le ordenó reunir la cantidad de 600 mil pesos, así como las facturas y llaves de dos automóviles de reciente modelo.

 “Nunca me comentó que era un secuestro, aunque yo me lo imaginé. Me dijo que tenía problemas y me dio el número de la caja fuerte para que sacara el dinero, los cheques y los papeles de las camionetas”, dijo.

Señaló que como parte del modus operandi de los delincuentes, la comunicación que ella sostuvo fue siempre con su esposo y nunca con los secuestradores, a fin de evitar que fueran identificados por su tono de voz, pues en las corporaciones policiacas existen bases de datos.

El martes 19 de enero de ese año, Magallón le instruyó a su esposa entregar una de las camionetas en un estacionamiento de una plaza comercial de Ciudad Satélite, adonde arribaron dos hombres a bordo de una motocicleta y se llevaron el vehículo y las chequeras.

“Me dice uno de ellos: ‘bájese y deje las llaves pegadas’. Me pide que le muestre los documentos y las llaves originales con copias. Se levanta la visera (de la cachucha) y lo identificó plenamente”, comentó Lara.

A pesar de que la señora entregó todo el dinero y los bienes que se le pidieron para el rescate, hasta hoy su esposo no aparece.

La familia acordó con los captores entregar como rescate dos autos y 600 mil pesos


Con las pesquisas de la procuradurías General de la República y del Estado de México se detuvo a cinco presuntos responsables, de los cuales dos fueron identificados luego de que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) otorgara pruebas de los delincuentes realizando cobros y retirando efectivo en cajeros automáticos de dos bancos.

A Paulo César Orozco Frayre se le detuvo y arraigó por las autoridades ministeriales, tras ser vinculado con el plagio y aparecer en las pruebas que entregó la CNBV. Sin embargo, quedó libre bajo reservas de ley, y aunque continúa bajo investigación, actualmente es policía de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal.

Funcionarios de esta dependencia confirmaron que Orozco Frayre es comandante de sección en el Tepeyac, de la delegación Gustavo A. Madero, zona donde se realizaron las operaciones bancarias con la tarjeta del desaparecido.

Al ex afi Hugo Dante González Hernández, Alighieri, quien participó en el secuestro, se le arrestó en 2012 y duró un año en el penal de Barrientos. Pero al solicitar un amparo, quedó libre el 19 de agosto de 2013 por supuestas violaciones en el procedimiento.

El ex agente fue dado de baja por la PGR, al encontrarlo administrativamente culpable en el caso y revisar las averiguaciones: A.P.PGR/HGO/PACH1-IV/200/2004 y A.P. 080/FECC/04/INC/HGO/TLGO-II/015/2006 por el delito de extorsión; A.P. 242/AP/DGDCSPI/08, A.P. PGR/SIEDO/UEIS/612/2012 por secuestro y delincuencia organizada. Aun así, sigue libre.

A pesar de que la averiguación previa TOL/11/2011 señala a Tranquilino Flores Padilla, El Kanke, como presunto partícipe en el plagio,
la procuraduría mexiquense confirmó que actualmente funge como policía ministerial en la Comisaría General del Estado de México.

El actual subdirector del área de secuestros de la Procuraduría del Estado de México, Jorge Lugo Benítez, es investigado por tener nexos con Manuel Bustamante Robledo, ex afi encargado de ordenar el cobro para el rescate, a quien se le capturó en julio de 2011 y el 14 de enero de 2013 se le ratificó el auto de formal prisión en el penal de Barrientos.

Anteriormente, Bustamante Robledo enfrentó un proceso penal por el robo de 470 kilos de cocaína, pero fue liberado.

También se encuentran presos y bajo proceso penal como presuntos responsables las madrinas Jesús Martínez del Río, quien abrió la cuenta y realizó diversas operaciones en el banco, así como Manuel Mata Palacios, quien cobró el rescate.

Consuelo Lara afirma que a pesar de que se tienen todos los elementos para dictar sentencias y realizar las detenciones correspondientes, el caso continúa en curso, mientras sigue el proceso de desahogo de pruebas.

“Se han entorpecido las investigaciones. Cada funcionario que toma el caso tiene que volverse a empapar de lo que está sucediendo y eso también retrasa las sentencias”, expresó.

Afirmó que ha vivido un “calvario” al tratar con las autoridades. “He estado muy presente en todo lo que se tiene que hacer. Es estar rogándoles a todos que hagan su trabajo. Me han llamado caprichosa, y yo lo único que quiero es encontrar a mi marido, vivo o muerto”.

Indicó que actualmente un grupo especial lleva la investigación correctamente. Sin embargo, funcionarios de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada frenaron cateos, detenciones, citatorios a testigos y no permiten actuar a la policía.




[Dé clic sobre la imagen para ampliar]