“Muerta”, iniciativa de mando único de Peña

Imposible que pase como originalmente la hicieron: Zambrano. El titular de la Segob ha reconocido que tiene que reformularse, dice
Jesús Zambrano y Carlos Navarrete.
Jesús Zambrano y Carlos Navarrete. (Javier García)

México

La iniciativa de mando único policial propuesta por el Ejecutivo federal, la cual desaparece las corporaciones municipales y las concentra en una sola a escala estatal, "está muerta" y se tendrá que discutir otra en este periodo de sesiones, aseguró Jesús Zambrano, presidente de la Cámara de Diputados.

Al participar en la convención nacional de la corriente perredista Nueva Izquierda, el legislador federal enfatizó que es "prácticamente imposible" que pase esta propuesta como originalmente fue planteada, pues se tiene que entender que no puede imponerse un poder sobre otro.

"La propuesta de mando único que formuló el Presidente ya prácticamente está muerta, está congelada, no congelada, está muerta. El secretario de Gobernación ha reconocido públicamente que tendrá que reformularse en la búsqueda de lograr un acuerdo que acerque posiciones, debe salir algo diferente.

"Es prácticamente imposible que pase la propuesta como originalmente la hicieron y por lo tanto se ponga por delante encontrar mecanismos que compartamos en un tema tan sensible como este de la seguridad para la gente", dijo.

El perredista reiteró su rechazo a aprobar esta iniciativa propuesta por el presidente Enrique Peña Nieto a cambio de la referente al salario mínimo, cuyo incremento han impulsado desde el partido, así como del jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

"No hay una por otra, además ya salieron los temas, la desindexación del salario mínimo; entonces, ya no hay que cambiarla por nada, si es que hubiéramos caído en eso, lo cual no sucedió", aseveró.

El presidente de la Mesa Directiva en San Lázaro aclaró que no es necesario que el Ejecutivo federal envíe una nueva propuesta en la materia, sino que se modifique en comisiones esa misma.

"Lo que se requiere es diálogo y que se entienda que no puede imponerse un poder sobre otro, sino que los acuerdos deben de darse sobre la base del diálogo, uno constructivo, lo que le ayude al país; esta es la divisa con la que debe actuarse tanto por el gobierno como por los legisladores", enfatizó.

Negociación

El PRI negocia con las demás bancadas que en el caso de la reforma del mando único, la responsabilidad política y administrativa de las policías recaiga en el gobernador, para evitar casos donde se justifique que en la comisión de un delito se sancione solo a los elementos involucrados, informó el senador Enrique Burgos, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales.

El legislador explicó que en un catálogo específico de casos, y por excepción, el gobernador no tendría el mando estatal y lo asumiría la Federación, como sucede ya con situaciones comprendidas en la Ley de Seguridad Nacional, aunque si hay irregularidades en la actuación de las corporaciones el mandatario local compartirá responsabilidades, "pero se tendrá que definir en una ley secundaria, no en la Constitución".

En entrevista, el legislador rechazó que su partido tenga atorada la reforma, como acusó la oposición, al señalar que si no hay avances es por la complicación de la propia negociación, "pero es la prioridad del PRI".

Respecto a los avances en las negociaciones, Burgos García dijo que después de la reunión de la Junta de Coordinación Política con presidentes de comisiones y con la Conago se prevé que todavía haya consultas con los municipios; sin embargo, es falso que no se esté trabajando.

"Claro que estamos trabajando, no es un tema sencillo. Se trata nada más y nada menos que de la seguridad pública de los mexicanos y hemos tenido distintas reuniones. Es importante tomar la opinión de los gobernadores, porque son los responsables directos de la seguridad en sus estados", refirió.