Jesús Gallegos Álvarez "lavaba dinero" para "Los Caballeros Templarios"

El ex secretario de Turismo fue ultimado por orden de Nemesio Oseguera, alias "El Mencho", para impedir que el grupo rival ingresara a Jalisco.
El ex secretario de Turismo fue ultimado en la avenida Acueducto.
El ex secretario de Turismo fue ultimado en la avenida Acueducto. (Milenio)

Guadalajara

El ex secretario de Turismo, J. Jesús Gallegos Álvarez, lavaba dinero para Los Caballeros Templarios y esa fue la razón por la que Nemesio Oseguera, El Mencho, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación, ordenó su muerte, aseguró John Perro, uno de sus asesinos, al rendir su declaración a las autoridades.

“Miren pendejos, el secretario de Turismo anda lavando dinero para los putos de Los Caballeros Templarios y el señor, si llega al lunes, va a llegar de número uno a la Federal y ya ahí va a corromper a las autoridades y Los Templarios van a entrar a trabajar a nuestra casa como si nada y con la protección de todo el gobierno, así que ese secretario no puede pasar de este fin de semana”, quedó asentado en la hoja 32 del expediente sobre el caso del homicidio de Gallegos Álvarez, al cual MILENIO JALISCO tuvo acceso.

Jonathan García García, conocido con el alias de John Perro, fue identificado por la Fiscalía General del Estado como uno de los sujetos que participó de manera directa en el asesinato del funcionario estatal, ocurrido el 9 de marzo de 2013, y en su declaración, el hombre asegura que la orden fue dada directamente por El Mencho.

“El jefe quería que lo matáramos para que no llegara al poder porque si no iba a dejar entrar a Los Caballeros Templarios a Guadalajara e íbamos a perder la plaza y todos dijimos que sí”, aseguró John Perro, detenido en mayo del año pasado.

Según la narración del homicida confeso, el líder del Cártel Jalisco Nueva Generación pidió a sus colaboradores contactar a Gallegos Álvarez para hablar con él y exigirle que dejara de apoyar a Los Caballeros Templarios, incluso ordenó que fuera privado de la libertad y si es que el chofer se resistía debían asesinar al recién nombrado funcionario.

Con la consigna establecida, un grupo de sicarios se dedicó a vigilar los pasos del entonces secretario de Turismo, con la finalidad de encontrar el momento justo para levantarlo o asesinarlo, según la posibilidad, por lo que desde el 7 de marzo estuvieron siguiendo sus pasos, incluso se trazaron rutas de escape y estrategias de reacción en caso de que interviniera alguna autoridad.

John Perro aseguró que uno de los planes era ingresar él directamente a las oficinas de la Secretaría para asesinar a Gallegos Álvarez, pero sus mandos desecharon su propuesta ante la posibilidad de ser detenido por los guardias de seguridad y la imposibilidad de un escape.

El sujeto detalló a las autoridades cómo perpetraron el crimen ese sábado y quienes participaron en él, sin embargo, esa información se mantiene bajo resguardo con la finalidad de no entorpecer la investigación, ya que aún están pendientes varias detenciones.

Una vez que se consumó el crimen, John Perro contó que los involucrados fueron citados en un parque en donde su jefe inmediato les dijo que tras el homicidio se había iniciado una indagatoria y la consigna de las autoridades era resolver cuanto antes el asesinato, por lo que debían huir de Jalisco, mientras la situación se “enfriaba”.

John Perro aseguró que por su participación se le ofreció un bono económico extra, incluso se le autorizó a dejar de trabajar en la distribución de drogas en la zona de El Retiro, por unos días, pero la supuesta compensación nunca llegó y el sujeto fue detenido por los agentes de la Fiscalía el 14 de mayo, porteriormente fue enviado al penal donde está recluido.

El caso:

El 9 de marzo de 2013, el secretario de Turismo fue interceptado en avenida Acueducto cuando se dirigía hacia su casa; un grupo de sicarios lo asesinó

 Las primeras investigaciones apuntaban al pasado de Gallegos Álvarez y sus actividades financieras, desmarcando por completo a sus actividades como secretario de Turismo

El 14 de mayo del mismo año, cuatro hombres fueron detenidos por la Fiscalía General del Estado por su presunta participación en el asesinato del funcionario

El 23 de marzo de 2014 fue detenida Ana Karen Bravo Gutiérrez, una de las involucradas en el homicidio e identificada como la persona que trazaba las rutas de escape de la organización, así como encargada del control económico de la distribución de drogas en la zona de El Retiro