Jefe de Acámbaro repelió el atentado en su contra

De acuerdo con el parte oficial, recibió tres impactos de bala, y aunque fue intervenido, se encuentra estable.
Orozco Villagómez respondió a la agresión.
Orozco Villagómez respondió a la agresión. (Especial )

León, Gto.

La conmemoración del aniversario de la Constitución en el área de la frontera de Guanajuato y Michoacán no fue, por mucho, la esperada. Dos ataques en distintos lugares arrojaron un saldo de tres personas heridas, uno de ellos, el Director de Seguridad Pública de Acámbaro.

Apenas asomaba el sol, a eso de las 7:05 de la mañana, Jesús Iván Orozco Villagómez fue sorprendido por un grupo de tres personas que comenzaron a disparar desde otro vehículo en movimiento hacia la camioneta en que viajaba. Pocos metros antes del popular restaurant 30-30, a la altura del kilómetro 0+800 de la carretera Acámbaro-Jerécuaro, el funcionario accionó su arma para repelar el fuego.

Versiones torcidas del hecho comenzaron a multiplicarse en redes sociales. Una de ellas incluso hablaba de que la casa municipal también había sido baleada. Nada más falso. Los oficiales que la custodian habían tenido una mañana tranquila. En Twitter las balas son más rápidas.

La Dirección de Comunicación Social del Gobierno de Acámbaro, a través de su directora Brenda Karen Durán confirmó que las armas de los atacantes eran de grueso calibre y que el comisario, que iba solo, se encontraba en funciones, pues se dirigía al izamiento de la bandera que se desarrolla cada año a propósito de la efeméride señalada. La actividad cívica de todos modos se llevó a cabo con normalidad, según testigos.

Extraoficialmente se estableció que en el cuerpo de la víctima impactaron tres balas y que requirió intervención quirúrgica. Las autoridades reportan su estado como estable. Ayer el hospital donde le dieron auxilio médico estaba custodiado por siete patrullas, dos de ellas del municipio de Apaseo. Ninguna de las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Los guardias del nosocomio estaban herméticos, se les veía nerviosos y se contradecían entre ellos. "No puede pasar, porque están custodiados", reveló un policía acambarense con un ceño serio, apretando las mandíbulas. ¿Algún familiar de las víctimas? "Ya se fueron... también los doctores que los operaron", dijo.

Por la magnitud del hecho fue accionado el botón de Seguridad del Estado y se implementó, sin éxito, un operativo para dar con los responsables.

En el intercambio de balas, fue herida una mujer ajena a los hechos, al parecer empleada de la empresa Kostal Mexicana S.A. de C.V. El personal de Recursos Humanos de la firma de manufactura automotriz, que se encuentra justo en el sitio del ataque, aún intentaba establecer si es que se trataba de alguien de su personal. La duda cabe porque la balacera fue a pie de carretera y el acceso a la planta se encuentra a unos cincuenta metros. "El transporte de los empleados lostrae hasta acá, por eso no estamos tan seguros de quién pueda ser porque no nos informaron nada", platicó a MILENIO uno de los guardias de seguridad de la firma.

De cualquier manera, según el departamento de prensa acambarense, el alcalde René Mandujano Tinajero dio instrucciones para garantizar la seguridad y los gastos médicos de la mujer.

Según testigos, el operativo de rastreo fue ostentoso por un par de horas y los habitantes de la zona se preguntaban el porqué del alboroto, aunque pocos sabían su origen. Las patrullas bajaron el perfil después del mediodía, pero aún se veían algunos vehículos con torretas encendidas en las calles y caminos que conectan Guanajuato con el estado purépecha.

Mediante el operativo en el que participaron las Fuerzas de Seguridad del Estado y Policías de municipios aledaños, pronto se encontró un vehículo sospechoso no muy lejos de ahí, en la Comunidad de San Ramón. Ninguno de los vecinos lo había visto antes. El Altima color blanco traía placas del Estado de México. Se desconoce si contaba con reporte de robo.

EN SALVATIERRA, MINUTOS MÁS TARDE
Alrededor de las 9:30 de la mañana, mientras el operativo de rastreo por el atentado en Acámbaro estaba en su punto más alto de ebullición, a menos de cuarenta kilómetros, el vehículo en el que viajaría el director de Seguridad Pública de Salvatierra fue emboscado en el camino a la comunidad de Urireo.

La camioneta Nissan Titán de color blanco se dirigía al domicilio de Juan José González González. La conducía el escolta del director, quien fue alcanzado por ráfagas de fuego, dos veces en pelvis y una en la parte baja del abdomen, según Armando Amaro, Subprocurador de Celaya.

El elemento alcanzó a evadir el ataque y a llegar a la Dirección de Policía para pedir apoyo. Fue llevado de emergencia por sus compañeros para recibir atención médica. Justo donde cruza la vía del tren se hallaron las huellas de la refriega. Un casquillo 762 y 4 calibre 38 súper. El estado de la víctima se reporta como delicado.

El tiroteo no llegó hasta Urireo. Sólo quienes habían pasado por ahí a esas horas podían dar su versión. Erik, un músico nómada, llegó caminando con su guitarra al hombro al filo del mediodía a la zona del ataque. Alcanzó a ver cómo eran revisados minuciosamente casi todos los vehículos que los agentes de seguridad consideraban sospechosos. "Yo pasé disimuladamente y no me dijeron nada", platicó.

Al atardecer las cosas parecían volver a la normalidad. Sí había algunas patrullas, pero ninguna pasaba con prisa por el camino donde horas antes ocurrió una crisis.

BLINDAJE CON AGUJEROS
En estas páginas se reportó que desde el 24 de enero de este año fue desplegado un poderoso operativo donde participa el Ejército, las Fuerzas de Seguridad del Estado y la PGR en coordinación con las direcciones municipales de Policía para blindar los municipios colindantes con Michoacán. Se habla de evitar a toda costa el "Efecto Cucaracha", un fenómeno que ocurre cuando un sitio es fuertemente vigilado y el crimen se filtra a las vecindades. El Operativo bautizado como "Guanajuato Blindado" es la apuesta de los gobiernos de los tres niveles para evitarlo. En él están fuertemente considerados Salvatierra y Acámbaro... pero al blindaje se le están pasando algunas balas.