PGR indemnizará a Jacinta

La procuradora, Arely Gómez, dijo que la dependencia no ha recibido la notificación de la sentencia, pero que acatará la resolución del tribunal que ordenó indemnizar a la indígena otomí.
Organizaciones como el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez y Amnistía Internacional abogaron por la liberación de las indígenas.
Jacinta Francisco Marcial ganó un juicio contra la PGR por lo que deberá ser indemnizada. (Octavio Hoyos)

Ciudad de México

La procuradora general de la República, Arely Gómez González, dijo que acatará la resolución que dictó un tribunal federal en el caso de la indígena otomí Jacinta Francisco Marcial, pero aclaró que hasta el momento no se le ha notificado oficialmente la sentencia.

El pronunciamiento de la funcionaria se da a una horas de que Jacinta anunció que ganó el litigió contra la PGR, institución que deberá ofrecerle una disculpa pública e indemnizarla, luego de que fue llevada a la cárcel junto con dos indígenas más, a las que acusaron del secuestro de seis elementos de la extinta Agencia Federal de Investigación (AFI) que realizaban un operativo contra la piratería en el estado de Querétaro en 2006.

“La Procuraduría General de la República cumplirá con las decisiones que el Poder Judicial de la Federación o las instancias judiciales de este país le señalan. Aún no hemos recibido el documento para poder leer en sus términos y por supuesto que estaremos cumpliendo con lo que en él se establezca”, aseguró la funcionaria.

La dependencia también emitió un comunicado en el que señaló que estará atenta a que la Quinta Sala Regional Metropolitana del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa notifique la resolución correspondiente, a fin de analizar los términos en que fue dictada.

En febrero del presente año, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) puso un alto a la PGR, luego de que a través de diversos recursos legales la institución ha evitado indemnizar a las indígenas otomíes que encarceló en 2006, bajo el argumento de que secuestraron a los agentes federales.

La Sala rechazó ejercer su facultad de atracción para conocer la petición de la PGR, quien impugnó la sentencia que se le impuso de 20 mil salarios mínimos como indemnización por daño moral a cada una de las indígenas y que dictó la Novena Sala del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, en 2013.

La Segunda Sala ordenó devolver el expediente al Décimo Sexto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito, quien deberá resolver si el monto fijado a la PGR es o no correcto.

La Representación Social de la Federación también reclamó si procedía o no el pago de una indemnización por parte del Estado.

El 9 de septiembre de 2009, la suerte de la indígena otomí Jacinta Francisco Marcial cambió porque la PGR determinó presentar conclusiones no acusatorias.

La dependencia federal valoró las pruebas presentadas contra la mujer –después de que un tribunal federal ordenó reponer el procedimiento- y consideró que se actualizaba la figura denominada “duda razonable”, por lo que se decidió que no presentarán cargos.

En primera instancia, Jacinta había sido sentenciada a 21 años de prisión.

El 28 de abril de 2010, la PGR también anunció que acataría el fallo, en todos sus términos, que emitió la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, quien exoneró y ordenó la inmediata libertad de las indígenas Teresa González Cornelio y Alberta Alcántara Juan, responsabilizadas por los mismos hechos.

El 26 de marzo de 2006 los agentes federales llegaron sin uniforme a Santiago Mexquititlán, en Querétaro, y se dirigieron al tianguis donde Jacinta y sus compañeras vendían aguas frescas, donde supuestamente había productos piratas.

Lo pobladores cercaron a los federales para exigirles identificación y la orden que justificara su proceder y comenzaron los jaloneos. El juez para dictar sentencia, se basó en una fotografía de un diario local.