México extradita a EU a acusado de matar a policía fronterizo

La muerte del patrullero destapó la operación estadunidense "Rápido y Furioso", que toleró el contrabando de armas al sur de su frontera para rastrear a narcotraficantes.

EU

México extraditó a Estados Unidos a un acusado en el asesinato de un patrullero fronterizo, cuya muerte destapó la operación estadunidense "Rápido y Furioso", que toleró el contrabando de armas al sur de su frontera para rastrear a narcotraficantes, informó el gobierno de EU.

"Me complace que Iván Soto Barraza, acusado de asesinato del agente de la Guardia Fronteriza Brian Terry, haya sido extraditado a Estados Unidos para ser procesado", dijo el secretario de Seguridad Interna, Jeh Johnson, en un comunicado difundido este viernes.

Johnson agradeció a México y al departamento estadunidense de Justicia por la extradición, y prometió llevar a la justicia a los asesinos de oficiales de seguridad caídos en acción.

La muerte, en diciembre de 2010, del agente fronterizo dio a conocer públicamente el programa "Rápido y Furioso", porque en la escena del crimen se hallaron armas que pertenecían a esta operación.

Siguiendo ese programa, coordinado por la Oficina para el Control del Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF, por sus siglas en inglés), las autoridades estadounidenses toleraron el contrabando de armas con la intención de rastrearlas y detectar a grupos criminales.

La operación permitió la entrada de más de 2 mil armas a México entre 2009 y 2010, a muchas de las cuales se les perdió el rastro.

En octubre de 2012 otro mexicano se declaró culpable del asesinato de Terry ante un tribunal de Los Angeles.

Entonces, otros tres implicados en el crimen, incluyendo a Soto Barraza, se encontraban fugitivos.