Irrumpen 30 pistoleros en Zitlala y asesinan a siete

A esta zona arribaron militares, policías estatales y ministeriales, quienes facilitaron la recuperación de los cuerpos y los colocaron en féretros enviados por las autoridades municipales.
En una camioneta, que tenía varios impactos de bala, fueron encontrados dos cadáveres.
En una camioneta, que tenía varios impactos de bala, fueron encontrados dos cadáveres. (Rogelio Agustín)

Chilpancingo

Sujetos armados asesinaron a siete, entre ellas un menor de edad, en el ejido Quetzalcoatlán perteneciente al municipio de Zitlala, en la parte baja de la Montaña de Guerrero.

El ataque provocó el desplazamiento de los habitantes de ese ejido a la cabecera municipal.

Cerca de las 6 horas de ayer, al menos 30 hombres armados arribaron a la localidad por el camino de terracería proveniente de Tlaltempanampa y por la parte alta de los cerros, en dirección a Tlapehualapa.

Según testigos, los agresores irrumpieron en las viviendas de cuatro integrantes de la familia Lara y los asesinaron. Se trata de Andrés Lara Tlatempa, de 65 años, su hermano Julián, de 70, Reynaldo, de 14, y Gerardo Lara Zapoteca, de 24.

Un joven de aproximadamente 23 años, a quien se identificó como Salvador “N”, intentó escapar, pero en la parte alta fue interceptado por un segundo grupo armado y lo degollaron.

En la entrada al poblado que conecta con Tlaltempanampa quedó abandonada una camioneta Nissan gris, sin placas de circulación y con más de una docena de impactos de bala.

En la unidad estaban los cadáveres de un joven de 25 años y del chofer, que fue trasladado por sus familiares en un vehículo particular hacia Tlapehualapa, antes del arribo de las autoridades.

Habitantes de Quetzalcoatlán aseguraron que solo cinco de las víctimas radican en el ejido, mientras que los dos hombres asesinados en la camioneta provenían de Tlapehualapa.

Pese a que algunas versiones señalaron que se trató de un enfrentamiento, los pobladores aseguraron que a los fallecidos los masacraron, pues eran campesinos y estaban desarmados.

A esta zona arribaron militares, policías estatales y ministeriales, quienes facilitaron la recuperación de los cuerpos y los colocaron en féretros enviados por las autoridades municipales.

El comisario Benigno Maribel Tlatempa informó a los mandos castrenses y policiacos de la decisión de los pobladores de abandonar la zona ante el temor a nuevos ataques.

Los no más de 50 pobladores de origen náhuatl recogieron su ropa, cerraron sus casas y se marcharon, llevándose los cadáveres en camionetas de la policía, con rumbo a Zitlala.

Por la noche, en entrevista con Héctor Zamarrón en MILENIO Televisión, el fiscal de Guerrero, Xavier Olea, confirmó que al menos 20 hombres irrumpieron en la localidad, ubicada a una hora y media de Zitlala, y asesinaron a cinco hombres, entre ellos un menor de edad, y a una mujer.

“Es una comunidad muy lejana de la cabecera municipal, pero ya llegaron peritos; está la policía ministerial investigando y se les está auxiliando porque las personas quieren bajarse definitivamente a Zitlala”, aseguró el funcionario.

En el mismo noticiero, el alcalde Roberto Zapoteco dijo que tienen los cuerpos de cinco personas ultimadas, los cuales serán sepultados mañana.

Al asegurar que desde hace tres meses que llegó a la alcaldía ha solicitado el apoyo del gobierno estatal y federal, dijo que en el transcurso de hoy el ministerio público tomará las declaraciones correspondientes.

VIOLENCIA EN ACAPULCO

La jornada violenta de ayer dejó otros 10 muertos, cinco de ellos en Acapulco, donde además se reportó la quema de unidades de transporte urbano.

A la medianoche del miércoles una pareja fue baleada en un autolavado de la colonia Santa Cruz, dejando un muerto. Más tarde se reportó el homicidio de un joven de 20 años en la colonia Cuauhtémoc.

Cerca de las 13:30 horas, el chofer de un camión urbano y su ayudante fallecieron por impactos de bala en la calle Progreso del fraccionamiento habitacional Milena.

Cuatro horas después, en la avenida Ruiz Cortines, el operador de un camión fue asesinado y quemado en su unidad; mientras que por la noche  hombres armados pararon un camión del servicio público sobre la carretera Acapulco-México, en la colonia Benito Juárez, bajaron a los pasajeros y le prendieron fuego al vehículo; el conductor fue trasladado a un hospital.

En Tamaulipas, un enfrentamiento entre militares y hombres armados dejó un presunto delincuente muerto. En el Estado de México se reportaron tres asesinatos; y en Campeche hubo un homicidio; mientras que en el Distrito Federal, una riña dejó cinco lesionados por disparos de arma de fuego en la delegación Miguel Hidalgo.

Con información de:  Javier Trujillo, Ana Salazar,  Édgar Icthe y Leticia Fernández.