Irrefutable, un secuestro cada 5 minutos: Inegi

De haber separado el plagio y el secuestro express se tendría una cifra pequeña, la cual “desaparecería, se pulverizaría”.

Ciudad de México

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía asegura que la cifra de 105 mil 682 secuestros en México, durante 2012 es correcta, y que incluye plagio y secuestro exprés, lo que representaría un secuestro cada cinco minutos en el país.

En entrevista televisiva para el programa “En 15” con Carlos Puig, Mario Palma Rojo, vicepresidente de la Junta de Gobierno, y Adrián Franco Barrios, director Adjunto de Información de Gobierno, Seguridad Pública e Impartición de Justicia del Inegi, afirmaron que la cifra que el Inegi dio a conocer la semana pasada no tiene “la menor duda”.

El pasado lunes, el Inegi dio a conocer la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2013 (ENVIPE), aplicada en 95 mil hogares, donde estima que hubieron 105 mil 682 secuestros frente a las mil 317 denuncias registradas en el Ministerio Público.

Los representantes de ese instituto indican que de haber separado el plagio y el secuestro express, al momento de “expandir el dato” para que se representara a toda una población entre el país, se tendría una cifra pequeña, la cual “desaparecería, se pulverizaría”.

Algo importante es que estas encuestas -dicen los representantes del Inegi- buscan medir situaciones de victimización: no son encuestas propiamente de delitos, es decir, si nosotros nos atuviéramos a las definiciones jurídicas tendríamos que tener tantas encuestas como definiciones hay en el país, por eso lo que se hace es buscar el concepto genérico”.

Mario Palma Rojo atribuye que agregar la cifra negra (delitos no denunciados) en la encuesta, de 92.1%, es hacer lo contrario como lo han hecho otras organizaciones en el mundo, como Alemania que sólo presenta “mil 688 casos de secuestro” o “Francia con 2 mil 234”, ya que ellos no contemplan la cifra negra.

Además, agrega que en esos países muy avanzados, seguramente su cifra negra es mínima, si es que tiene alguna, y otro problema es que si hay cifra negra, algunos de ellos ni siquiera tienen dato administrativo, sostuvo el vicepresidente del Inegi.

Los representantes de ese instituto, explicaron que parte de la metodología fue que dentro de un hogar encuestaron a personas mayores de 18 años, ya que es imposible no sepan que sucedió un secuestro en su casa.

Después de explorar, aplicaron técnicas de telescopio. Y “nos aseguramos que dentro de los hogares hubiera sucedido ese delito”.

Al asegurar que ocurrió el hecho, retiraron los delitos que pudieran haber sucedido antes de 2012 y los posteriores.

“Teníamos entonces el número de hogares víctima. Una vez detectados, identificamos, preguntamos cuántas victimas y cuántas ocasiones les pudo haber sucedido”. En este caso el de secuestro.

“Nos aseguramos que el informante no confundiera los tipos de delitos”. Entonces para que no se confundieran esos delitos los separamos, los limpiamos completamente por telescopio para asegurarnos, luego confirmamos también que la victima comía y vivía en ese hogar.

Porque por la gravedad del tipo de delito es probable que alguien atrajera el caso que le pudo haber pasado a una tía o un ser querido. Y limpiamos ese dato”. Así fue como arrojó como resultado los 105 mil 682 secuestros, aseguran los representantes del Inegi.