REPORTAJE | POR CLAUDIA GONZÁLEZ

Invitan colonos de Toluca a no pagar impuestos

Mario Camacho - Representante vecinal

Como medida de presión para tener seguridad. Igualmente hicieron limpia y acordonaron zonas donde hay baldíos o predios solos, y pusieron sistemas de focos que encienden con el movimiento.

Denuncias ante la autoridad.
Denuncias ante la autoridad. (Especial)

Toluca

Desde las seis de la tarde comienza a oscurecer en Toluca. En la colonia Francisco Murguía, las calles que en los primeros momentos del día estaban iluminadas con luz natural, se tornan en cuevas oscuras que son apenas alumbradas por la luz de los focos en las fachadas. Nervios, incertidumbre, desconfianza, esos son adjetivos que los pocos niños y jóvenes que viven en esta localidad le ponen a sus salidas a la tienda, a la papelería o al café. "Nunca se sabe si vamos a llegar bien o es posible que nos asalten".

Desde el mes de febrero de 2013, los vecinos representados por Mario Camacho convocaron a varias juntas, previo a emitir un pliego petitorio que exige condiciones de seguridad adecuadas para los vecinos, esto debido al deceso de uno de los colonos quien fue severamente golpeado por su asaltante. "Las cosas, no podían seguir creciendo, perdimos autos, autopartes, cosas de valor en nuestros hogares. Tenía que parar", relató el representante ciudadano.

Narró que las denuncias interpuestas ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) no sirvieron de nada, pues a pesar de que las víctimas de los delitos perpetrados en dicha colonia fueron respaldados siguiendo el procedimiento legal ante las autoridades, "nunca nos llegó más ayuda, nadie recuperó sus pertenencias y por supuesto los responsables no fueron detenidos".

Es por ello, que desde hace varios meses iniciaron con un movimiento que invita a los vecinos a tomar medidas preventivas y que además se fue extendiendo a otras colonias, como la Morelos I y II, Universidad y otras, en donde las afectaciones son similares.

EL VIACRUCIS

Para finales del mes de febrero, los integrantes de este movimiento nombraron un representante que asistiera a las oficinas del palacio de gobierno en Toluca con la finalidad de ser escuchados por la presidenta municipal, Martha Hilda González Calderón y recibir una respuesta si bien no inmediata, por lo menos que permitiera el tránsito seguro de jóvenes y niños, sobre todo, de adultos y ancianos por ser la población que prevalece en la zona.

"Nosotros tenemos las actas de los asaltos, hubo una ocasión que uno de los vecinos recibió un fuerte impacto mientras fue atracado y derivado de ello perdió la vida. Tenemos los casos sobre un 'levantón' o secuestro exprés de un niño en la escuela de la zona, una institución particular y sobre todo de la serie de robos. Nunca hubo respuesta, la alcaldesa no volvió a visitarnos y tampoco nos ha recibido desde entonces".

Precisó que previo a esa fecha –hace un año– los delitos incrementaron sustancialmente y registraron cerca de dos o tres robos a comercio y autos a la semana, por ello, decidieron conformar una junta vecinal que bien organizada pidiera lo justo, al menos lo que vecinos de Toluca merecen: seguridad.

"Es lo mínimo que deben asegurar las autoridades, no estamos pidiendo que invierta grandes cantidades en sistemas que únicamente nos funcionen a nosotros, estamos solicitando solo un esquema que sirva y arroje resultados efectivos. Es todo".

EL PLIEGO PETITORIO

Con base en el Bando Municipal y según el artículo 4 que enuncia en la fracción IV la obligación de preservar las libertades, el orden y la paz pública de manera integral y en su fracción XXII, además de "Promover y organizar canales de comunicación de la ciudadanía con el ayuntamiento, mediante los cuales la vecindad pueda proponer, coordinar y evaluar las acciones del gobierno municipal; reiterando que la Seguridad pública es fundamental".

Así como en la fracción XXVI, que brinda a los ciudadanos la atribución de contribuir con las autoridades federales, estatales y municipales para diseñar y llevar a cabo estrategias para la prevención del delito, aunado a su participación ciudadana en el combate a éste, los colonos gestionaron a las autoridades municipales su atención.

Entre las peticiones están: brindar seguridad y exigir estacionamiento propio a los centros donde se presentan alta concentración de gente y que por un cambio en el uso de suelo quedaron asentados en una zona habitacional, como el Centro de Pensionados y Pensionistas del ISSEMYM, las oficinas de la Secretaría de Desarrollo Económico, de la Secretaria de Educación, la sub Secretaría de Educación Media Y Superior, la sub Secretaría de Capacitación y Actualización Docente las oficinas de Escuelas Incorporadas pertenecientes el Instituto Universitario Washington, la Preparatoria Estado de México y otros negocios.

Principalmente solicitaron: cámaras de seguridad de alto alcance al menos en las avenidas principales que cruzan la colonia porque constituyen la ruta de entrada y la salida natural de vehículos y transeúntes al área, es decir, en la calle Venustiano Carranza, Felipe Villanueva, Gómez Farías, Quintana Roo, Gonzalez y Pichardo y Horacio Zúñiga.

Asimismo, habilitar y equipar el Módulo de policía del Calvario, de las calles Horacio Zúñiga y Quintana Roo, del Mercado Morelos, y la Alameda Central, como centros de monitoreo y reacción inmediata, donde puedan prevenir el delito o atender de forma más ágil a las víctimas.

"Pero hasta la fecha no hemos recibido nada, seguimos esperando que nos cumplan con las declaraciones emitidas a diferentes medios en meses pasados, donde aseguran que ya cumplieron con la rehabilitación del módulo de policía, porque ahora mismo está vacío, solo y en pésimas condiciones", alegó el representante.

Pinta de bardas, invitación a no pagar impuestos y vigilancia vecinal

Como parte de las medidas preventivas del delito, los vecinos organizaron primero una campaña para pintar las bardas, paredes y fachadas, además de banquetas de modo que lograran retirar los "tags" o marcas con las que los rateros identifican cuando una casa está sola, vacía, con adultos mayores o el movimiento que les facilita su acceso.

Lograron evitar que los autos fueran sustraídos y retiradas algunas autopartes, en donde ya habían detectado la frecuencia de los robos y los susceptibles, por ejemplo algunos de lujo y otros como Chevy o Tsuru, fueron los más afectados.

"Tenemos registro de esos robos, están las actas, pero no nos quieren hacer caso, es imposible que la autoridad voltee a vernos", dijo una de las vecinas que integra la junta.

A esto, sumaron una nueva campaña que invita a los vecinos a no pagar impuestos como medida de presión para tener seguridad, igualmente hicieron limpia y acordonado de zonas donde hay baldíos o predios solos, y pusieron sistemas de focos que encienden con el movimiento para advertir la presencia de personas extrañas por la noche.

A los comercios les colocaron hasta triples candados y cada determinado tiempo los vecinos salen a asomarse a las calles para impedir cualquier percance.