Investigan a jefe policíaco de NL por presuntos nexos con el crimen

Se trata del secretario de Seguridad Pública del municipio de Galeana. Junto con él fueron detenidos además 5 efectivos subalternos y 4 civiles.

Monterrey

El gobernador Rodrigo Medina de la Cruz confirmó hoy la detención de Edilberto Marín Nieto, secretario de Seguridad Pública del municipio de Galeana, para ser investigado por su presunta relación con la delincuencia organizada.

Dijo que, por lo pronto, el jefe policíaco de Galeana, arrestado por elementos de Fuerza Civil junto con cinco efectivos subalternos y cuatro civiles, está sujeto a investigación.

"Está detenido, se le tiene que seguir la investigación y comprobar las acusaciones que se le hacen, daremos más detalles hacia adelante, para que pueda la gente estar informada, pero estamos en la primera fase de la investigación", dijo.

El hecho "es una muy mala nota a priori, pues mientras no sea juzgado, es presunto responsable, tenemos elementos que nos permiten presumir eso", dijo hoy el mandatario en entrevista para un noticiero de la televisión local, sin pormenorizar detalles de la acción.

"Por otro lado, denota que la autoridad del estado está trabajando, los estamos detectando, estamos yendo por ellos, los estamos deteniendo, cuando antes, hace años, pues ni siquiera se daba cuenta la autoridad, ni a la gente y tenías dentro de las filas de las corporaciones de seguridad a un jefe policíaco que estaba presuntamente trabajando para el crimen", señaló.

Ahora, agregó el mandatario nuevoleonés, "mi gobierno se da cuenta, los detiene, creo que dentro de lo malo que puede ser para este municipio, lo bueno es que la autoridad está actuando y vamos por ellos".

La detención de Marín Nieto incluyó a cinco efectivos subalternos y a cuatro civiles, dentro de operativo realizado por Fuerza Civil, precisó, por su parte, el alcalde de Galeana, Juan Antonio Méndez Bazaldúa.

La vigilancia en ese municipio, localizado 205 kilómetros al sur de Nuevo León, está a cargo de elementos de Fuerza Civil.

El jefe policíaco y el resto de los detenidos fueron puestos a disposición de un agente del Ministerio Público, en tanto que la Procuraduría General de Justicia de Nuevo León inició la averiguación previa correspondiente para proceder formalmente con la indagatoria de presuntos nexos con la delincuencia de los detenidos.