Internan en penal de máxima seguridad a federales acusados de secuestro

A los 13 uniformados, cuya captura se anunció ayer, también se les acusa de delincuencia organizada, homicidio, posesión y portación de armas de uso exclusivo del ejército.

Ciudad de México

La Procuraduría General de la República (PGR) internó en el penal de máxima seguridad de Matamoros, Tamaulipas, a los 13 agentes de la Policía Federal acusados de homicidio y secuestro en Guerrero.

Mientras, los cinco civiles que fueron detenidos junto con los policías federales, cuatro de ellos fueron enviados al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) de Hermosillo y una mujer al penal federal de El Rincón, en Tepic, Nayarit.

El titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), Rodrigo Archundia, informó que los detenidos fueron acusados por los delitos de delincuencia organizada, homicidio, secuestro, portación y posesión de armas de fuego y cartuchos de uso exclusivo de las fuerzas armadas.

Entrevistado en el Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe), donde fue inaugurado el Segundo Congreso Internacional de Cibercriminalidad, el funcionario dijo que de acuerdo a investigaciones los agentes de la Policía Federal conformaron su propia organización y no laboraban para otra agrupación criminal.

Durante la presente administración han sido detenidos 94 policías federales por ilícitos cometidos en el ejercicio de su cargo, informó el pasado lunes el vocero del gabinete de seguridad, Eduardo Sánchez, al anunciar la aprehensión de 13 agentes que secuestraban en Acapulco.

El propio Comisionado Nacional de Seguridad, Manuel Mondragón, ha advertido que habrá “mano firme” contra esos malos elementos y se actuará hasta las últimas consecuencias.