Intentan linchar a ladrones de cable telefónico en Morelos

Habitantes de la comunidad de San Rafael atraparon y amarraron a tres sujetos a un poste en la plaza pública; el MP los rescató para proceder legalmente.
Habitantes de San Rafael, en Morelos, ataron a tres supuestos ladrones de cable telefónico; los pretendían quemar vivos.
Habitantes de San Rafael, en Morelos, ataron a tres supuestos ladrones de cable telefónico; los pretendían quemar vivos. (David Monroy)

TLALTIZAPAN

Al menos cien habitantes de la comunidad de San Rafael, en este municipio, atraparon e intentaron linchar a tres sujetos que fueron sorprendidos cuando robaban cable telefónico en el campo conocido como "Agüita Fría"

Cerca de las siete de la mañana, pobladores de este lugar ubicado a unos 60 kilómetros al sur de la capital del estado de Morelos, lograron someter a dos hombres y llevarlos hasta la plaza pública para amarrarlos a un poste.

Los inconformes los despojaron de un par de sacos y mochilas, donde fueron encontrados algunos metros de cable telefónico, según vecinos, quienes también dijeron que los detenidos viajaban a bordo de un auto Taxi Rosa con placas de circulación 10-03-LTD, mismo que también fue asegurado.

Los lugareños, que inicialmente dijeron que quemarían vivos a los presuntos delincuentes, también quitaron un teléfono celular a uno de los sujetos, con el que llamaron al tercer cómplice, que hicieron venir hasta el lugar donde tenían amarrados a sus compañeros.

Anna Gabriela Vargas Ovando, Ministerio Público que llegó al lugar, logró convencer a los lugareños de no hacer justicia por su propia mano, sino de ponerlos a disposición de las autoridades, pues la turba también había rechazado el apoyo de la Policía Municipal y de la Secretaría de Seguridad Pública.

Los hombres originarios de los municipios de Yautepec y Ayala fueron entregados cerca del medio día a las autoridades de la PGJ que a su vez entraría en contacto con la empresa Teléfonos de México para que acredite la propiedad de los cables, y ellos impidan que los supuestos delincuentes quedasen en libertad.

De acuerdo con la Subprocuraduría de Justicia de la región sur poniente, los imputados de 19, 27 y 29 años de edad, y serán sometidos a proceso legal a partir de su puesta a disposición ante el Ministerio Público del fuero común.