Instan a crear base de datos nacional “exhaustiva” de desaparecidos

Human Rights Watch señaló que ésta debe ser precisa, con información sobre las características físicas de las personas y datos genéticos aportados por familiares, además de una base de datos de ...
Familias de desaparecidos y los Centros de Derechos Humanos, continuarán demandando investigaciones reales y científicas.
Familias de desaparecidos y los Centros de Derechos Humanos, continuarán demandando investigaciones reales y científicas. (Milenio)

México

La organización Human Rights Watch señaló que el gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto debería crear una base de datos nacional sobre desaparecidos "exhaustiva, eficiente y transparente, acompañada por una investigación rigurosa, la cual permita conocer el paradero de las víctimas.

El director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, admitió que el actual gobierno dio "un paso importante al reconocer la magnitud de la crisis de los desaparecidos cuando difundió una lista provisoria de personas desaparecidas y extraviadas", sin embargo, debe ahora cumplir su promesa de elaborar un registro fiable y completo sobre las personas desaparecidas, informó la organización en un comunicado.

La organización de derechos humanos instó al gobierno de Enrique Peña Nieto a crear "una base de datos nacional completa y precisa sobre desaparecidos, que contenga información sobre las características físicas de las personas y datos genéticos aportados por familiares, además de una base de datos de restos humanos no identificados".

Human Rights Watch recordó que el 20 de febrero difundió el informe "Los Desaparecidos de México: El persistente costo de una crisis ignorada", donde documentó que miembros de las fuerzas de seguridad mexicanas habían participado en desapariciones forzadas cometidas de manera generalizada en el marco de la "guerra contra el narcotráfico" desplegada durante el mandato del ex presidente Felipe Calderón.

La organización, dice el documento, comprobó que las indagatorias de esos casos "estuvo marcada por una grave falta de diligencia o directamente por la ausencia absoluta de medidas en la búsqueda de desaparecidos".

"En muchos casos, los funcionarios desperdiciaron tiempo crucial al indicarles a los familiares que debían esperar varios días para poder radicar la denuncia sobre desaparición, les sugerían que ellos mismos intentaran recabar evidencias y señalaron sin ningún fundamento que las víctimas estaban vinculadas con la delincuencia organizada", argumentó HRW.

Además, señaló que cuando las autoridades correspondientes iniciaban las investigaciones, con no adoptaron medidas básicas como entrevistar a testigos.

Human Rights Watch exhortó a que en todos los casos de desapariciones, el gobierno tiene la responsabilidad de investigar incluso aquellos casos en que no existe evidencia inicial de que hayan estado implicados agentes del Estado.

La organización "analizó 249 desapariciones ocurridas durante el gobierno de Calderón, e identificó evidencias convincentes de desaparición forzada en 149 de esos casos. La desaparición forzada implica la privación de la libertad de una persona, con participación de agentes del Estado, seguida de la negativa a informar cuál fue su suerte o revelar su paradero".

Comprobó que uno de los factores que obstaculizaban la búsqueda de desaparecidos y la identificación de los responsables era la falta de coordinación entre las distintas autoridades federales y de los estados, dijo HRW en el documento.

HRW evidenció que "México no cuenta con un sistema nacional que permita a los estados intercambiar o buscar información sobre personas desaparecidas, o alertar a la policía y hacer búsquedas en hospitales, cárceles y otras instituciones cuando desaparece una persona".

"Al revisar la base de datos, el gobierno de Peña Nieto debe evitar repetir los errores que se cometieron al elaborar una lista que está plagada de omisiones y datos contradictorios", comentó Vivanco.

"El análisis de Human Rights Watch de la base de datos difundida por el gobierno en febrero y las versiones anteriores que pudo obtener ha identificado aspectos que permiten dudar seriamente de su exactitud y exhaustividad".

Dijo que eso es al "no distinguir a quienes han sido llevados contra su voluntad de otros tipos de casos de personas extraviadas, la lista no puede ofrecer un panorama certero de la magnitud del problema de las desapariciones, y limita la utilidad de la base de datos para contribuir a las búsquedas e investigaciones"

La base de datos revisada debería emplearse como parte de una estrategia integral para abordar la crisis de los desaparecidos, junto con acciones de búsqueda de estas personas e investigaciones exhaustivas para que los responsables de estos delitos rindan cuentas ante la justicia, dijo Human Rights Watch.