Insisten activistas en colocar cámaras a oficiales de Patrulla Fronteriza

Lo califican como un paso hacia la transparencia y rendición de cuentas por parte de la agencia policíaca más grande de Estados Unidos

San Diego

Activistas defensores de derechos humanos presionan al gobierno de Estados Unidos para que coloque cámaras en los uniformes de oficiales de la Patrulla Fronteriza, como una medida para prevenir casos de uso excesivo de fuerza.

La semana pasada, una coalición de activistas, incluyendo el grupo Alliance San Diego, se reunió en Washington con el secretario de Seguridad Interna, Jeh Johnson, quien "se mostró preocupado" ante el aumento de quejas en contra de la dependencia.

Christian Ramírez, director de Derechos Humanos en Alliance San Diego, señaló que la Patrulla Fronteriza debe tomar acción inmediata, ya que en los últimos tres años se ha reportado la muerte de al menos 20 inmigrantes a manos de sus agentes.

"Tienen la obligación de llegar a un estándar de profesionalismo de alto nivel y la mejor forma de hacerlo es utilizando la tecnología que cualquier otro departamento policíaco del país utiliza, que es colocar cámaras en los uniformes de los agentes. Esto ventilaría los reiterados problemas que tienen, de los casos que quedan en la impunidad", dijo.

El activista consideró que el implementar esta tecnología en dicha agencia federal sería un paso "importante y significativo" que brindaría mayor transparencia, además de un mecanismo de rendición de cuentas.

"Permitiría que Patrulla Fronteriza no sea vista como una dependencia que puede actuar a su antojo, sin sentirse obligada a rendirle cuentas a la sociedad, y la establecería como cualquier otra corporación policíaca de este país", expuso.

Recientemente, el Departamento de Policía de San Diego anunció que implementará este sistema de vigilancia, tras el aumento de denuncias por mal comportamiento en contra de algunos oficiales.

Christian Ramírez aplaudió la iniciativa de dicha corporación al reconocer la existencia de un problema y buscar una solución.

Señaló que en el caso de Patrulla Fronteriza, la presión ha sido tan grande por parte de activistas y de algunos organismos, incluyendo la ONU, que están obligados a responder.

"Creemos que hay buenas posibilidades de que el gobierno de Barack Obama tome las medidas necesarias para empezar a controlar al departamento policíaco más grande de Estados Unidos, que es Patrulla Fronteriza", finalizó.