Infiltra PF a 'templarios' y debilita cadena de mando

Se privilegiaron las tácticas de investigación por sobre los actos de disuasión, que causaban enfrentamientos, señala un informe.

México

En Michoacán, la Policía Federal privilegió desde hace más de un año labores de inteligencia para "infiltrar" a Los caballeros templarios y otros grupos criminales, lo que permitió detectar su flanco débil, así como afectar sus operaciones y principales estructuras y cadenas de mando.

De enero pasado a la fecha el resultado ha sido la captura de 305 personas, de las cuales 126 presuntamente están relacionados con delitos del fuero federal —como narcotráfico y portación ilegal de armas—, y de éstas 80 están supuestamente relacionadas con algún grupo de la delincuencia organizada.

Funcionarios del gabinete de seguridad nacional revelaron a MILENIO que ha habido otros detenidos en diversos puntos del estado, como parte de las labores de seguridad que asumieron policías federales.

A la captura de Dionisio Loya Plancarte, El Tío, segundo al mando de los Templarios, ha seguido la detención de una serie de personajes clave, como lugartenientes, operadores financieros y recientemente la de uno de los presuntos ejecutores identificado como Jesús Sánchez Huerta, Chucho el descuartizador.

Las autoridades federales señalaron que las tácticas de investigación se colocaron por encima de las actividades disuasivas, como patrullajes, que en la pasada administración derivaron en emboscadas y enfrenamientos directos entre autoridades federales y delincuentes.

De acuerdo con un informe del gobierno federal, las fuerzas federales "lograron infiltrarse" en las organizaciones criminales, lo que permitió conocer su estructura, forma de operación y ubicar "blancos" específicos.

En el documento se indica que uno de los resultados más relevantes ha sido la detención de El Tío, quien según reportes de inteligencia propuso una "tregua" a las autodefensas meses antes de su detención. Sin embargo, como no recibió respuesta y una de sus células tuvo un enfrentamiento con autodefensas decidió echar atrás el "pacto de paz".

Todavía están pendientes cinco blancos prioritarios del grupo delictivo: el presunto líder Servando Gómez Martínez, La Tuta o El Profe; Enrique Plancarte Solís, La Chiva o Kike Plancarte; Ignacio Rentería Andrade, El Nacho o El Cenizo; Samer José Servín Juárez y Pablo Magaña Serrato, La Morsa.

De acuerdo con el informe del gabinete de seguridad nacional, la captura más reciente y relevante ha sido la de Chucho el descuartizador, de 47 años, quien presuntamente se encargaba de mutilar, incinerar y enterrar los cadáveres de miembros de organizaciones rivales de los Templarios.

El lunes pasado fue ubicado cuando caminaba sobre la calle Ignacio López Rayón, de la colonia Palmira, en Apatzingán.

Al percatarse de la presencia de los elementos, este sujeto sacó un arma corta, realizó dos detonaciones sin dar en el blanco e intentó escapar, pero fue sometido.

Al ser presentado ante la autoridad ministerial este sujeto manifestó haber realizado múltiples ejecuciones y haber degollado cuando menos a seis personas.

Otras capturas relevantes han sido las de Rafael Álvarez del Río; Juvenal Soto Medina, El mil mañas; Nancy Karina Bucio, quien fue novia de Francisco Galeana, El Pantera; Héctor Chávez Quiroz, El Mariachi, y Jesús Vázquez Macías, El Toro.