Indigente bajo investigación por asesinato de niño en Tonalá

La línea de investigación de la Fiscalía pasó de involucrar al crimen organizado a señalar al indigente, pues según testigos habían visto por última vez al niño con vida en compañía de este. 

Guadalajara

Bajo investigación está un indigente por el asesinato de un niño en 
Tonalá, cuyo cadáver fue localizado hace un mes en un terreno baldío 
entre el escombro, con la cabeza destrozada por piedras, aunque hasta la semana pasada la Fiscalía sostenía que la línea de investigación estaba relacionada con personas de la delincuencia organizada.

La víctima del asesinato fue José Ángel Rosales Zermeño, de 8 años de 
edad, y según la Fiscalía se omitió la activación de la Alerta Amber 
para salvar al niño porque sospechaban que miembros de la delincuencia organizada podrían estar poniendo en peligro su vida.

El hallazgo del cadáver ocurrió el 7 de junio, en un predio del cerro de 
la Reina que está al borde del anillo Periférico, aledaño al rancho de 
los Vizcarra, entre basura y restos de escombro. José Ángel había 
desaparecido 5 días atrás.

Todavía el 28 de junio, el fiscal general del estado, Luis Carlos Nájera 
Gutiérrez de Velasco, declaró que “el protocolo nos habla de no poner en riesgo a la persona que está desaparecida y en base a esto se tomó la decisión de no dar a conocer, puesto que se decía por parte de los 
padres que pudiera estar involucrado el crimen organizado, entonces por esta razón, por no poner en riesgo al menor, no se activó la Alerta Amber”.

Luis de Jesús García de León Olmos, de 52 años, es el hombre acusado de haber asesinado a José Ángel. Este sábado, la Fiscalía dio a conocer que testigos habían visto por  última vez al niño con vida en compañía de García de León Olmos, quien fue capturado la tarde de este viernes bajo un puente donde vivía cerca de la Central Camionera Nueva de San Pedro Tlaquepaque, en coordinación de policías municipales y agentes estatales.

Los agentes investigadores suponen que el sospechoso estaba drogado y se llevó a pasear a José Ángel, luego se molestó con él y lo atacó hasta matarlo, después escapó y se ausentó de su trabajo en una tienda de abarrotes y desocupó la casa que le prestaban para vivir.