Sedena y PGR investigan a militares por desaparición de jornaleros

Los soldados, investigados por su "probable participación" en la desaparición de siete jornaleros el 7 de julio, en Calera, Zacatecas, están bajo la custodia de la onceava zona.
La Secretaría de la Defensa dijo que cooperará con las instancias correspondientes para aclarar el caso.
La Secretaría de la Defensa dijo que cooperará con las instancias correspondientes para aclarar el caso. (Especial)

México

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) inició una investigación contra personal castrense adscrito a la onceava Zona Militar por su "probable participación" en la desaparición de siete jornaleros el pasado 7 de julio, en Calera, Zacatecas.

Al respecto, funcionarios de la Procuraduría General de la República (PGR) informaron que el agente del Ministerio Público Federal comenzó la indagatoria correspondiente a partir de la notificación que recibieron por parte de las autoridades militares.

Los soldados investigados se encuentran bajo la custodia de la onceava zona, luego de que la Procuraduría General de Justicia Militar “identificó indicios de una probable participación de personal” castrense en la desaparición de las siete personas.

La Sedena dijo que “cooperará con las instancias correspondientes”, a fin de que se esclarezcan los hechos y reiteró “su compromiso” con la sociedad, enfatizando “que de ninguna manera tolerará actos contrarios a las leyes”.

La dependencia puntualizó que es la primera interesada de que “cuando existan indicios de que algunos de sus elementos no se conduzca conforme a derecho, sus actos se investiguen y en su caso se sancionen con estricto apego a la ley, sin importar jerarquía, cargo o comisión”.

A través de un comunicado emitido por la onceava zona, la Sedena informó que “con motivo de los avances” que realiza la Procuraduría Militar sobre “delitos del orden castrense”, procederá a remitir el desglose de su indagatoria a la PGR, “respecto al ámbito de su competencia”, con quien mantiene una estrecha coordinación, al igual que con la procuraduría de justicia de Zacatecas.

Al margen de lo anterior, agregó, la Procuraduría General de Justicia Militar “continuará con la investigación, a fin de determinar respecto a la infracción de la disciplina militar” cometida, y en su caso “proceder a la consignación” de los soldados ante los tribunales militares.

Por su parte, funcionarios de la PGR mencionaron que en las próximas horas interrogarán a los militares para saber qué fue lo que sucedió el pasado 7 de julio, luego de que fueron denunciados por familiares de los desaparecidos.

Los interrogatorios se llevarán a cabo con apoyo del personal de la Sedena y se realizarán en las instalaciones militares de Zacatecas. Explicaron que de encontrar alguna responsabilidad por parte de los soldados, la averiguación previa se consignará con un juez federal.

Denuncian hechos

Familiares de los jornaleros desaparecidos —cinco de ellos hombres y dos mujeres—, aseguraron que personal del Ejército perteneciente al 97 Batallón de Infantería ingresaron al domicilio de las víctimas, bajo el argumento de que estaban realizando un operativo para localizar armas y drogas.

Los denunciantes señalaron que los jornaleros fueron sacados de forma violenta del inmueble en la calle Francisco I. Madero 106, en la localidad de Calera, perteneciente al municipio de Jerez. Eso ocurrió, detallaron, el pasado 7 de julio.

Las familias señalaron que el operativo estuvo a cargo de un militar, al que identificaron como Martín Pérez Reséndiz, quien presuntamente tiene grado de coronel

A partir de los sucesos, presentaron denuncias en la PGR y en la procuraduría de Zacatecas, donde argumentaron que los militares llegaron al domicilio de los jornales a bordo de cuatro vehículos.

El 9 de julio pasado los cuerpos de cuatro trabajadores agrícolas fueron encontrados en una casa en obra negra situada en la comunidad de Calera, del municipio de Jerez.

Los demás cuerpos fueron hallados el 11 de julio en otra comunidad de Jerez.

Mineros y campesinos, los asesinados en Durango

Autoridades de Durango investigan el ataque que se registró el pasado sábado en el municipio de San Dimas, que dejó un total de 11 muertos y cinco lesionados; las autoridades esperan que en breve las personas que se encuentran hospitalizadas puedan rendir su declaración para poder esclarecer los hechos.

Miguel Ángel Olvera, secretario general de Gobierno, detalló que las primeras versiones indican que los fallecidos y los lesionados se dedicaban a minería y agricultura, actividades comunes en esa zona del estado, por lo que no se explican el ataque; sin embargo, aclaró que esto es lo que señalaron los heridos y que serán las autoridades investigadoras quienes deberán establecer la veracidad de la información.

“Debemos estar atentos al desarrollo de las investigaciones para que los responsables puedan ser llamados a la justicia”, dijo el funcionario.

Agregó que la zona serrana, principalmente Tamazula, San Dimas y Topia están siendo vigilados por elementos de la fiscalía y policía estatal, apoyados y coordinados por el Ejército, pero reconoció que, pese a tener una permanencia de operativos, esos sitios son propicios para los ilícitos. (Redacción/Durango)


Celebran liberación

El presidente de México SOS, Alejandro Martí, calificó de lamentable que Lorena González Hernández, La Lore, permaneciera en la cárcel, cuando no había pruebas suficientes en su contra por el asesinato de Fernando Martí.

El empresario declaró que siempre tuvo dudas de la culpabilidad de la mujer, quien el fin de semana quedó libre por falta de pruebas.

“La realidad es que a mí me da gusto que haya salido, estaba detenida en un proceso porque (Christian) Salmones, que era el escolta que acompañaba a mi hijo, la vio y dijo que ella fue”.