Familias pierden todo en incendio de tejabanes

Los habitantes de la colonia La Esperanza esperan el apoyo de las autoridades, ya que perdieron todas sus pertenencias tras el incidente.
Varias familias quedaron sin techo.
Varias familias quedaron sin techo. (Guadalupe Sánchez)

Escobedo

Las llamas arrasaron con todo a su paso, desde perros hasta cuatro caballos, entre ellos un potrillo, lo único que quedó de pie fueron bardas de concreto de lo que antes fue la vivienda de Juan Antonio Retiz y su familia.

“Íbamos llegando de trabajar cuando vimos que ya todo estaba quemado, nos quedamos sólo con lo que traíamos puesto”, dijo el hombre que observaba sus pertenencias calcinadas y respiraba el aroma de los caballos carbonizados.

El siniestro ocurrió el sábado, cerca de la medianoche en la colonia La Esperanza en Escobedo, en terrenos irregulares a la orilla del río Pesquería.

Hilaria Retiz tiene 23 años, es madre de una niña de seis años y un bebé de 10 meses; en el incendio también se consumió su tejabán y las pertenencias de sus hijos.

“De aquel lado estaba mi tejaban, ahí había cosas de mis niños, alguna ropa y pues ya no hay nada”, dijo.

Los afectados fueron en total 11 personas; cinco adultos, cinco menores de edad y un lesionado identificado como José Luis Rivera, de 47 años, quien fue trasladado al hospital, pero no por quemaduras, sino porque aparentemente fue golpeado y herido con arma blanca, por quienes se presume iniciaron el fuego.

Elementos de bomberos y Protección Civil municipal trabajaron durante la noche para sofocar el fuego. Al quedar desprotegidos quienes habitaban los tejabanes, pasaron la noche a la intemperie.

En el sitio donde antes hubo caballerizas y techos de lámina y cartón, sólo quedaron las cenizas, los equinos calcinados hasta los huesos y una mascota que no pudieron escapar de las llamas.

 

Ayudan a afectados

Las autoridades del municipio de Escobedo acudieron al lugar del incendio en terrenos irregulares de la colonia La Esperanza para llevar ayuda a las familias afectadas y ofrecerles la opción de ir a un albergue del DIF.

El secretario del Ayuntamiento, José Antonio Quiroga, señaló que se le apoyará a la familia con ropa y despensas.

“Ahorita lo más apremiante es limpiar la zona, ya que como fueron quemados algunos caballos, necesitamos levantar esos caballos para que no se queden aquí y nos vayan a causar un foco de infección.

“Ellos están ubicados en una zona irregular muy cerquita del río Pesquería, aquí vamos a buscar también con la gente de Fomerrey, buscar una alternativa para que puedan obtener un terreno donde se puedan reubicar”.

Explicó que ya se han reubicado algunas familias asentadas en las márgenes de río por el rumbo de la carretera a Laredo.