Impune, 99% de delitos en México: estudio de Udlap

Delincuencia organizada, mal desempeño de instituciones y corrupción, entre las causas.

México

En México delinquir rara vez tiene una sanción. Según el Índice Global de Impunidad, ocho por ciento de los delitos se denuncian y de estos solo 1.4 de cada 100 se castigan.

El análisis presentado por el Centro de Estudios sobre Impunidad y Justicia de la Universidad de Las Américas Puebla (Udlap) señala que en caso de que se presente una denuncia, se aprese al delincuente, se le siga un juicio y se termine, apenas en 0.5 por ciento de los casos se somete al criminal a una pena en prisión.

México tiene uno de los índices más altos de impunidad en el mundo, al obtener 75.7 puntos donde 100 es altamente impune y 0 es un sistema donde se castiga a quienes cometen un delito. Se encuentra en el lugar 64 de 65 naciones evaluadas.

Únicamente se encuentra por arriba de Filipinas, que obtuvo 80 puntos en el índice, que contempla 13 variables del sistema de justicia, derechos humanos y acceso a castigos.

México también alcanza los peores desempeños en el Continente, lejos de Canadá y Costa Rica que obtuvieron 43.4 y 48.7 puntos, respectivamente.

Según el estudio, México y Colombia tienen un comportamiento similar en cuanto a indicadores de impunidad en relación a la estructura y el funcionamiento de los sistemas de seguridad y de justicia.

Adjudica estos resultados “al incremento de corporativización del crimen organizado, vinculado al fenómeno del narcotráfico. Lo anterior afecta la capacidad del Estado para procurar seguridad y justicia, además de la generación de un clima constante de corrupción de las autoridades que, en ocasiones, actúan en complicidad con los criminales”.

Al señalar que la impunidad generalizada también se debe al mal desempeño de las instituciones, indica que en 24 estados el personal con el que se cuenta para llevar el sistema de justicia es insuficiente respecto a las averiguaciones previas que se logran abrir.

Gerardo Rodríguez, investigador de la Udlap, aseguró que 80 por ciento de los delitos que se cometen en el país son del fuero común, es decir que los castigos son responsabilidad de los estados.

Las cifras negras que hay en las entidades en todos los casos se encuentra por encima de 85 por ciento, es decir que la gran mayoría de los delitos que se cometen se quedan sin denunciar por percibir que no habrá ninguna consecuencia e incluso por considerar que es una pérdida de tiempo.

También en la mayoría de los casos, las cifras difícilmente desmienten esta creencia, pues menos de 10 por ciento de los delitos que se denuncian terminan con una averiguación abierta en términos de ley. De ese total, solo uno por ciento de los delincuentes que es detenido logra tener una sentencia condenatoria.