Implican a alcalde de Silao en agresión a reportera

Tras la audiencia, el juez determinó que dos de los implicados son culpables y este jueves determinará su castigo, lo cual definirá si alcanzan libertad bajo fianza.

León

El ataque contra Karla Silva, reportera del diario El Heraldo de Silao, Guanajuato, fue ordenado por el alcalde Benjamín Solís Arzola, declaró Luis Gerardo Hernández Valdenegro, uno de los agresores confesos de la periodista.

Ayer se informó que el pasado martes se llevó a cabo una audiencia a la cual acudieron otros dos presuntos cómplices de la agresión, José Samuel Ornelas Martínez, El Buda, y Joaquín Valero Garnica, El Bayo.

Ahí, la fiscal del caso, Yolanda Ramírez Domínguez, explicó que Luis Gerardo en su declaración ante el Ministerio Público detalló que fue contratado por el director de Seguridad Pública de Silao, Nicasio Aguirre Guerrero, para cometer la agresión contra la periodista.

El agresor añadió que el funcionario, quien actualmente está prófugo, le comentó que las instrucciones de golpear a Karla Silva venían de “un cargo alto” y posteriormente le mostró la pantalla de su celular que decía “señor alcalde”.

Aseguró que el servidor público acordó pagar a cada uno de los agresores 5 mil pesos 11 días después del ataque.

Tras la audiencia, el juez determinó que dos de los implicados son culpables y este jueves determinará su castigo, lo cual definirá si alcanzan libertad bajo fianza.

LOS HECHOS

José Samuel Ornelas Martínez y Joaquín Oswaldo Valero Garnica fueron dos de los autores materiales que golpearon y patearon a Karla Janeth el 4 de septiembre de 2014.

Luego de una audiencia de más de 8 horas, que concluyó alrededor de las 8:30 de la noche, el juez determinó su culpabilidad en los hechos de aquel día, donde la periodista de El Heraldo fue agredida en las oficinas de la corresponsalía de Silao mientras redactaba sus notas del día.

Entraron tres hombres, la insultaron, la golpearon y la patearon sin que ella pudiera defenderse. También Adriana Elizabeth Palacios, su compañera, sufrió agresiones, pero en menor grado.

Silva Guerrero tuvo 14 lesiones calificadas que fueron desde hematomas y un esguince, hasta un traumatismo craneoencefálico que puso en riesgo su vida.

Además de agredir a las mujeres, los sujetos robaron artículos de su propiedad y las amenazaron.