Ilse aparentemente no sufrió abuso ni maltrato: familia

El ex diputado panista Agustín Castilla dijo que la familia de Ilse aseguró que "no guarda resentimiento ni rencor" y que no tampoco sufrió abuso sexual ni explotación laboral.

Ciudad de México

Ilse Michel Curiel Martínez, la menor que apareció súbitamente luego de cinco años y medio de estar en calidad de desaparecida, refirió que "no guarda resentimiento ni rencor" y tampoco sufrió abuso sexual ni explotación laboral por parte de quienes la sacaron con engaños del albergue Casitas del Sur, informó la familia.

"No ha referido ningún tipo de abuso ni de maltrato", conforme a la versión de la familia, la cual, hasta el momento ha decidido mantener bajo sigilo el nombre de las personas y la ubicación de donde vivió cinco años y medio la menor desde que desapareció en 2008.

El ex diputado panista Agustín Castilla, quien ha estado muy al pendiente del caso Casitas del Sur, consideró la Procuraduría General de la República (PGR) debe de esclarecer si detrás del caso de Ilse Michel, como el de otros 26, que habitaban en albergues afiliados a casitas del sur en la ciudad de México, Nuevo León, Hidalgo y Quintana Roo, esta un grupo delictivo dedicado al "tráfico de personas".

Hay señalamientos puntuales de que el grupo religioso "Los perfectos", dijo, estaba vinculado con "Casitas del Sur" donde la Procuraduría del Distrito Federal enviaba algunos niños para sus supuesto cuidado y asistencia en tanto los padres se peleaban, en juzgados, la patria potestad, y como en el caso de Ilse Michel se presumía violencia intrafamiliar.

Sin embargo, comentó, muchos de los integrantes de esa secta religiosa se encuentran prófugos de la justicia a pesar de que se comprobó que daban a los menores en adopciones ilegales, sin consentimiento de sus padres, y hasta se presume que fueron vendidos a otros países.

Y esto aun cuando el 22 de junio del 2010 se dio a conocer de la detención en España, de Antonio Domingo Paniagua, alias 'El Kelu', fundador de la iglesia cristiana restaurada y presidente de las casas hogar Casitas del Sur.

Antes, dos sedes del albergue fueron aseguradas por la procuraduría capitalina y se rescató a 126 niños, quienes fueron trasladados al DIF, además de que siete personas fueron detenidas.

"Hay que recordar que esos niños, cuando se llevó a cabo el operativo, estaban muy aleccionados sobre cómo actuar, se entrelazaban de los brazos, lanzaban consignas, para evitar fueran separados", dijo Castillo.

El ex diputado panista, que ha seguido el caso Casitas del Sur, comentó que "había una jerarquía muy extraña. Los grandes cuidaban a los menores. Se habla de castigos a la intemperie en la noche cuando "se portaban mal". Todo parece indicar que Ilse, como lo narra a su mamá, no sufrió maltrato. Pero con todo consideramos que la PGR debe de fijar ya una postura oficial", comentó.

"No se ha pronunciado desde que Ilse Michel llegó en un taxi con destino al DIF Nacional, el pasado jueves, la Subprocuraduría Especializada de Investigación Delincuencia Organizada (SEIDO) corroboró su identidad mediante estudios de ADN, y el sábado fue entregada la menor a su abuela Ardelia, quien tiene la guardia y custodia, y a su madre Mayra Martínez Estrada", aseguró Castillo.

Luego de que Ilse fue enviada en 2005 a Casitas del Sur, como víctima de violencia intrafamiliar, el 20 de agosto del 2008 un juez otorgó la guardia y custodia a la abuela materna, pero la casa hogar se negó a entregar a la niña.

En 2009 la PGR atrajo el caso. Quedan sin resolver el caso de Asael, Ambar, Julio César, Natael, Hefziba Magdalena, entre otros.