Identifican a presunto autor intelectual de ataque a policías

“No descansaremos hasta dar con los responsables”, declaró el fiscal, Luis Carlos Nájera.
El miércoles pasado se rindió un homenaje a los 15 policías fallecidos de la Fuerza Única.
El miércoles pasado se rindió un homenaje a los 15 policías fallecidos de la Fuerza Única. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

Tras la emboscada donde murieron 15 elementos de la Fuerza Única Regional (FUR), el pasado martes en el municipio de San Sebastián del Oeste, las investigaciones apuntan a un familiar de Heriberto Acevedo Cárdenas, El Gringo, uno de los jefes del  Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG), quien pereció en el municipio de Zacoalco de Torres el pasado 23 de marzo tras enfrentarse a balazos con policías de la FUR. 

Fuentes allegadas a la investigación señalan que el familiar de El Gringo ordenó el ataque contra los gendarmes estatales para vengar la muerte de Heriberto Acevedo. 

Dicha persona tiene cuentas pendientes con las autoridades federales. Se sabe que el 19 de junio del 2012  fue detenido en un operativo por elementos del Ejército Mexicano para su investigación por la presunta comisión de los delitos de delincuencia organizada y uso de recursos de procedencia ilícita en el estado de Michoacán, según consta en la averiguación previa 117/2012.

El presunto culpable fue trasladado a las instalaciones de la Procuraduría General de la República, en el municipio de Apatzingán, Michoacán, pero fue rescatado por un comando armado; en los hechos perdió la vida el agente federal,  Francisco Javier Hernández Ramírez, de 38 años de edad, el 20 de junio de ese año.

En entrevista para MILENIO RADIO, el fiscal general Luis Carlos Nájera aseguró que “Sabemos claramente quienes son los responsables estamos desplegando operativos para dar con el paradero de ellos, (…)no descansaremos hasta dar con los responsables”.

 

Continúan ataques

Los ataques a miembros de las fuerzas de seguridad continúan en Jalisco, ya que el cuerpo de una mujer elemento de la Policía Municipal de Zapotlán el Grande fue encontrado a un lado del panteón municipal, reportaron autoridades.

La alerta de la desaparición de la mujer policía se registró apróximadamente a las 21:00 horas. De acuerdo a versiones, la policía habría sido secuestrada por cuatro individuos que viajaban en una camioneta color blanco con vidrios pólarizados, de la cual no se dieron más características.

Posteriormente, alrededor de las 23:00 horas, ocurrió el hallazgo del cuerpo, por lo que al lugar acudieron al lugar de los hechos personal del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses para levantar las evidencias y trasladar el cuerpo de quien de manera extraoficial se identificó como Adriana Lizeth Velasco.