Identificados, solo 117 de 601 cuerpos en fosas

El informe detalla que Guerrero es donde más cadáveres han hallado,  por arriba de Tamaulipas, Jalisco, Chihuahua y Durango; en el DF, uno.
La PGR intervino por lo impactante de los casos.
La PGR intervino por lo impactante de los casos. (EFE/Archivo)

México

La Procuraduría General de la República ha identificado a 117 de 601 víctimasque ha localizado en diversas fosas clandestinas a escala nacional.

De 2007 a la fecha la dependencia federal ha realizado investigaciones para tratar de conocer a quién pertenecen los restos humanos descubiertos en 173 fosas que hallaron en 15 estados y el Distrito Federal.

La intervención de la PGR en estas pesquisas tuvo su origen en las peticiones hechas por autoridades estatales; asimismo, la institución ejerció su facultad para atraer indagatorias iniciadas por dependencias locales, debido a lo impactante de los casos.

Un informe de la institución detalla que Guerrero es la entidad con más número de cuerpos localizados en fosas con 194, superando a Tamaulipas que tiene 125; Jalisco, Chihuahua y Durango, son otros estados con problemas.

En respuesta a una petición de información, con base en la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información, la PGR señaló que 66 de los 117 cuerpos que ha podido identificar se ubicaron en San Fernando, Tamaulipas, donde Los Zetas han perpetrado varias matanzas.

De acuerdo con el oficio SJAI/DGAJ/02821/2015 de la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales, el hallazgo de fosas se dio de la siguiente manera:

En 2007 se reportó el descubrimiento de una fosa en Aguascalientes, en la que había dos cuerpos.

Para enero de 2008 se dio parte a la PGR de la existencia de una fosa en Chihuahua con seis cuerpos; ese mismo mes, se halló otra en Comitán, Chiapas, con tres cadáveres.

En febrero del mismo año, en Ciudad Juárez, Chihuahua, se descubrió una fosa con 47 cuerpos, mientras que en Tlalnepantla, Estado de México, se ubicó una con un cuerpo.

La PGR tuvo que intervenir en más casos en 2008, ya que en abril fue encontrada una fosa más en Salina Cruz, Oaxaca, con un cuerpo. Otra se reportó en la capital oaxaqueña con los restos de una persona.

En mayo, en Reynosa, Tamaulipas, y en la delegación Tlalpan, Distrito Federal, se avisó de una fosa, respectivamente. En Reynosa, hallaron los restos de cinco víctimas, mientras que en el DF, solo una. Esta última fue la única identificada en esos dos años.

En 2009 se recibieron alertas: en enero, una fue hallada en Taxco, Guerrero con un cuerpo; una en la capital de Oaxaca con tres cuerpos.

En noviembre de 2010 se realizaron tres descubrimientos: uno en Puente de Ixtla, Morelos con tres cuerpos. En Guerrero, en la zona de Acapulco se halló una fosa con 13 cuerpos y otra en Minas de Taxco con 41.

En febrero de 2011, se encontró una fosa en Monterrey, Nuevo León, con dos cuerpos; en marzo, una en Hermosillo, Sonora, con tres cadáveres.

En abril de ese año, se localizaron 14 fosas en San Fernando, Tamaulipas, con 120 cuerpos; en mayo, una fosa en Ecatepec, Estado de México, con restos de una persona; en junio, en Durango se ubicaron siete fosas con 53 cuerpos, y dos más en Altamirano, Veracruz, con 28 cuerpos.

De septiembre a diciembre de 2012 se localizaron 28 fosas en Acapulco con 42 víctimas.

Otros hallazgos ocurrieron en agosto de 2013, en Tlalmanalco, Estado de México, una con 13 cadáveres. En 2015, en La Barca, Jalisco, se encontraron 75 cuerpos en 37 fosas. Y de julio de 2014 a febrero de 2015, en Guerrero se hallaron 89 cuerpos en 40 fosas.