Honran a federal muerto en tiroteo

Los 42 cadáveres de los presuntos sicarios fueron llevados al Semefo de Morelia, informó la fiscalía de Michoacán.
El comisionado Enrique Galindo (a la derecha del féretro) encabezó el homenaje.
El comisionado Enrique Galindo (a la derecha del féretro) encabezó el homenaje. (Especial)

México y Michoacán

Un día después del enfrentamiento en un rancho de Tanhuato, Michoacán, que dejó 43 muertos, la Policía Federal rindió un homenaje al elemento de la corporación que falleció en el enfrentamiento, mientras los cadáveres de los presuntos delincuentes fueron llevados al Servicio Médico Forense (Semefo) de Morelia.

Mientras, la Procuraduría General de la República informó que los tres detenidos durante el enfrentamiento fueron trasladados al DF y puestos a disposición de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada.

Ayer en el Centro de Mando de Iztapalapa, más de 200 uniformados recibieron el féretro de su compañero fallecido el viernes.

Frente a familiares y amigos,  se hizo una reseña del elemento perteneciente a la División de Fuerzas Federales, quien destacó por su profesionalismo, disciplina y espíritu de servicio.

Enrique Galindo Ceballos, comisionado general de la Policía Federal, refrendó el mensaje de solidaridad y apoyo del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y del comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido García.

“Nuestro compañero perdió la vida ayudando a uno de sus compañeros heridos y por eso hoy recibe los máximos honores de nuestra institución, como un héroe mexicano al servicio de la patria”, puntualizó.

En el monumento al Policía Federal Caído, junto al féretro, cubierto con la bandera nacional, se montó una guardia de honor encabezada por el comisionado general y los siete jefes de División de la Policía Federal.

En ese momento los tambores de la banda de guerra dieron el “toque de silencio”, posteriormente se disparó una salva de honor y sonaron a tope las sirenas de patrullas y motocicletas.

Galindo agregó que “el ejemplo que deja nuestro compañero caído en cumplimiento de su deber debe motivarnos a construir la policía que queremos: una policía de calidad, de éxito, cercana y reconocida por la ciudadanía”.

En Michoacán, la procuraduría estatal informó que pasadas las 11 de la noche del viernes comenzó el traslado de los cadáveres de los 42 presuntos integrantes del cártel de Jalisco Nueva Generación,  abatidos en el enfrentamiento ocurrido en el rancho El Sol, al Semefo de Morelia.

Precisó que fue hasta la madrugada del sábado cuando terminó la entrega de los cuerpos, y previó que las necropsias de ley concluyeran ayer mismo.

Después se podrá iniciar la reclamación de los cuerpos por partes de los familiares, para lo cual deben rendir declaración ante el Ministerio Público y acreditar la consanguinidad.

LIBERAN A 30 POLICÍAS MUNICIPALES

Los 19 policías municipales de Villa Purificación y los 30 de Unión Tula que fueron desarmados el pasado 15 de mayo debido a sus presuntos vínculos con el crimen organizado fueron liberados ayer, por lo que regresaron con sus familias a sus lugares de origen.

La Fiscalía General de Jalisco precisó que se siguió el procedimiento de desarme, el cual implica el traslado de los elementos al Instituto de Formación y Profesionalización, la aplicación de nuevas pruebas de control y confianza mediante el uso de polígrafos, la toma de declaración ante el Ministerio Público y la reintegración con sus familias.

El comisionado de Seguridad Pública estatal, Alejandro Solorio Aréchiga, no confirmó si los policías seguían en investigación o estaban libres de cargos, ya que la pesquisa sigue en proceso.

Sin embargo, aclaró que el regreso de los policías a las corporaciones dependerá de los presidentes municipales, a quienes se les entregarán los resultados de los exámenes de confianza.

Dos semanas después de los hechos de violencia en los que fue derribado un helicóptero del Ejército, la Fuerza Única de Jalisco realizó un operativo en esos municipios para desarmar a los policías debido a que había “fuertes indicios” de que las corporaciones estaban infiltradas por el narcotráfico. (Redacción/Guadalajara)