Hipólito Mora solicita su ingreso a la Fuerza Rural

Debe acreditar los exámenes de control y confianza y ser apoyado por su comunidad.
Hipólito Mora luego de salir del penal de Mil Cumbres, en Morelia.
(Quadratín)

Morelia y México

Cuatro días después de haber obtenido su libertad, Hipólito Mora, fundador de los grupos de autodefensa, se inscribió para formar parte de la Fuerza Rural Estatal, corporación dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública.

El pasado viernes, Mora salió del penal de Mil Cumbres, donde estuvo preso poco más de dos meses, luego de que el juez consideró que faltaron pruebas para procesarlo por homicidio.

Ayer Mora acudió al módulo ubicado en el municipio de Buenavista Tomatlán, donde entregó la documentación correspondiente con la finalidad de integrarse formalmente a dicha corporación de seguridad.

En los próximos días Mora podrá recibir uniforme y armas de la SSP para finalmente integrarse a la legalidad.

Alfredo Castillo, comisionado federal de seguridad, afirmó que Mora y José Manuel Mireles podrán integrarse a la Fuerza Rural, solo que deben pasar los exámenes de control y confianza, además de ser aceptados por sus comunidades.

Alberto Gutiérrez, El Comandante Cinco, dijo que Hipólito será bienvenido a los diferentes grupos, pero debe de tener el apoyo de

la comunidad.

“Aún el Consejo General de Autodefensas no ha sesionado para aceptar a Mora en las distintas acciones que emprenderemos en Michoacán. Pero si es bienvenido en su comunidad, adelante”, dijo.

Explicó que las diferencias que tuvo el fundador de las autodefensas con Luis Antonio Torres, El Americano, tendrá que superarlas mediante el diálogo, con la finalidad de evitar más conflictos.

Desde que salió de prisión, Mora externó su interés por formar parte de la Fuerza Rural.

Al respecto, en entrevista radiofónica con Ciro Gómez Leyva negó que su salida haya sido por un acuerdo con el gobierno federal. “No me pudieron comprobar nada... me siento tranquilo, me siento limpio y yo creo que por eso estoy afuera”, puntualizó.

“Increíblemente le doy la razón al gobierno de haberme detenido”, dijo al tiempo de plantear que su encierro se debía a que su vida estaba en riesgo. “Las cosas estaban muy calientes, había muchos problemas y espero que no se repitan para bien de todos”, señaló.