Encuentra a su hija en fosa común

La mujer llevaba perdida tres años, fue hasta ahora que su padre la pudo encontrar.
Fue exhumado el cuerpo de una mujer que se encontraba no identificada
Fue exhumado el cuerpo de una mujer que se encontraba no identificada (Noel Vergara)

Altamira

Luego de buscar por tres años a su hija finalmente un padre de familia la encontró; se encontraba enterrada en la fosa común por lo que fue exhumado el cuerpo y entregado para que se le diera cristiana sepultura.

La Procuraduría General de Justicia y la Secretaría de Salud realizaron la exhumación del cadáver de una mujer que desde el año 2011 se encontraba enterrado en la fosa común debido a que no había sido identificada.

Fue al filo de las 12:00 horas del medio día de ayer cuando el agente tercero del Ministerio Publico Investigador Oscar Luna Rodríguez, el titular de la COEPRIS Marco Vinicio Gutiérrez Sosa y personal de Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia arribó al Servicio Médico Forense ubicado en el cementerio de la colonia Pedrera de Altamira.

Esto para llevar a cabo la exhumación del cuerpo de una mujer de 34 años de edad y que vivía en la colonia Enrique Cárdenas de Tampico.

Explicó su padre Enrique "N" que desde el año 2011 no sabía nada de ella, solo que había perdido la vida sin especificar las causas y que posiblemente se encontraba enterrada en algún cementerio de la zona.

A decir de él, hace un año comenzó los trámites y la búsqueda del cuerpo por lo que acudió a la delegación sur de la Procuraduría General de Justicia.

Mediante la revisión de expedientes en las diferentes fiscalías y los registros de los levantamientos de cuerpos por parte de los Agentes del Ministerio Publico Investigador y la presentación de fotografías, se pudo conocer que la mujer que según su padre, en vida era ayudante de una psicóloga, perdió la vida en Ciudad Madero.

Fue así como se dio con la información de que la ahora occisa fue enterrada en la fosa común del Servicio Médico Forense en Altamira.

Con ayuda de una máquina retroexcavadora se dio inició al descubrimiento de la fosa donde se encuentran diversos cuerpos que hasta el momento no han sido identificados.

Por varios minutos el personal al mando de Jorge Torres escarbó y buscaron la bolsa color azul donde se encontraban los restos de la muchacha.

Al transcurso de casi dos horas, finalmente el cadáver fue encontrado, le fue sustraída parte de la piel, hueso y cabellos para realizarle diversas pruebas y compararlos con el ADN del padre de familia a quien le fue entregada su hija que buscaba desde hace tres años.