En Hidalgo hay acciones contra violencia escolar

El Congreso del estado elaboró la Ley para Prevenir, Atender y Erradicar la Violencia Escolar; los principales actores en su aplicación son la SSH, SEPH, DIF Hidalgo y PGJEH.
El maltrato o violencia escolar, conocida como bullying, ha tomado proporciones graves en el país.
El maltrato o violencia escolar, conocida como bullying, ha tomado proporciones graves en el país. (Moisés Pablo/Cuartoscuro)

Pachuca

En el estado de Hidalgo se ha obtenido registro de al menos seis tipos de violencia escolar: sexual, psicológica, patrimonial, física, verbal y de exclusión o discriminación, reveló Alberto Severino Jaen Olivas, Subprocurador de Derechos Humanos y Servicios a la Comunidad de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH).

El subprocurador hidalguense señaló que el Congreso del estado legisló sobre una Ley para Prevenir, Atender y Erradicar la Violencia Escolar en la que se establecen distintos mecanismos de prevención de la violencia, así como programas para detectar la violencia en los alumnos y erradicarla.

La ley establece que quienes deberán ser los principales actores en la aplicación es el Poder Ejecutivo, la Secretaría de Salud, Educación pública del estado, la Procuraduría General de Justicia y el Sistema DIF Hidalgo, para llevar a cabo la labor de supervisión, compromiso, obligatoriedad para que se aplique en todas las comunidades educativas, señaló el subprocurador.

El funcionario señaló que actualmente se registran los casos de violencia escolar debido a que el estado carece de un sistema de prevención de violencia escolar eficiente que inhiba a los estudiantes a realizar esas prácticas.

Asimismo enfatizó que es necesario sensibilizar tanto a padres de familia, maestros, personas frente a grupo, directivos, administrativos a fin de que identifiquen los distintos tipos de violencia escolar.

Evitar autoestima baja

Identificar la violencia escolar ayudaría a que los niños o adolescentes lleguen a la auto estima baja y en consecuencia lleguen a tomar la decisión del suicidio como se ha dado a conocer en otros estados en los cuales por casos de acoso escolar o del mal llamado “bullying”, los menores se quitan la vida.

Hasta el momento en el estado no se han registrado casos en los cuales adolescentes o menores de edad se hayan quitado la vida por casos de violencia escolar.

No tenemos un programa efectivo de prevención y detectar una conducta de ese tipo que el menor tenga la capacidad de afrontar y salir fortalecido de una problemática como la violencia escolar y le lleva a una decisión nefasta como lo es el suicidio, reiteró el subprocurador.

“Todos esos actos que se ven relacionado con la violencia escolar, la propia ley define lo que se considera para estos efectos la violencia escolar como la conducta agresiva intencionada, repetida y sistemática con el objeto de asustar y o someter de manera verbal psicológica, física, sexual o por exclusión social, que se presenta entre uno más miembros de una comunidad educativa, dentro o fuera de las instalaciones de la institución que pone en riesgo la convivencia escolar” comentó el subprocurador.

Algunas de esas conductas pueden ser identificables durante el recreo; en los juegos suele existir alguna violencia, en el deporte en la competencia, pero habrá casos en los que no se considere en estricto sentido violencia escolar, pero cuando es intencionada repetida y sistemática debe encenderse la alerta porque ya no es una conducta normal.

Tipos de violencia

La violencia escolar se puede ejercer de distintas maneras como lo es de tipo verbal, física psicológica, patrimonial, cibernética, sexual o de exclusión social.

En el caso de la violencia verbal se refiere a proferir algún insulto o apodos durante alguna práctica deportiva o netamente académica cuando se realizan trabajos en equipo o por negarse a realizar determinadas prácticas.

La violencia psicológica se refiere a reprocharle o hacer el señalamiento a otra persona a manera de persecución, sometimientos, tiranía, chantaje o amenaza que lastimen la dignidad o auto estima de otra persona. En lo que se refiere a la violencia física o patrimonial es el lesionar a un adolescente, niño o niña durante de manera intencionada, en el caso de la violencia patrimonial o rayonear libros o cuadernos que son de uso en las actividades académicas.

Actualmente la violencia escolar ha encontrado en el internet una forma de difundirse y propagarse para denigrar a otros. En las redes sociales, los mensajes, video, imágenes y todo lo que se pueda difundir para denigrar a otros adolescentes o menores es considerado como violencia escolar.

La violencia sexual se refiere a la captura de imágenes o videos de tocamientos o actos sexuales, pornográficos, que también pueden ser difundido por medio de mensajes de contenidos eróticos por medios de tecnologías que denoten hostigamiento.

“Regularmente el generador de la violencia toma imágenes de la víctima y las difunde de la comunidad educativa”, señalan los expertos.

Por otra parte, la exclusión social se refiere cuando ocurre un aislamiento o amenaza por la condición social, status socioeconómico o creencias.

Adolescentes inimputables

Alberto Severino Jaen Olivas, Subprocurador de Derechos Humanos y Servicios a la Comunidad de la Procuraduría General de Justicia del estado de Hidalgo (PGJEH), señaló que quien comete la conducta de violencia escolar se hace acreedor a una sanción, la ley le llama medidas para los generadores de violencia escolar.

A pesar de que se trata de una ley para prevenir actos de violencia escolar, la normativa descarta sanciones de tipo penal a los menores o adolescentes quienes ejerzan ese tipo de conductas.

“No podríamos hablar de una averiguación previa por una sola razón, porque hablamos de niñas, niños y adolescentes, ellos son personas inimputables y a ellos no se les aplica el derecho penal, no son sujetos del derecho penal porque son imputables” aseguró.

El subprocurador señaló que la inimputabilidad significa que los adolescentes, por disposición de la ley, están sujetos a otro tipo de normatividad, “entonces  aunque la Ley de Violencia Escolar  hubieran detectado antes del 12 de septiembre este tipo de conductas, no hemos  tenido conocimiento de una conducta de ese tipo derivado de la nueva normativa”.

La Ley propone que los generadores de violencia o quienes cometan ese tipo de conductas se les debe llamar la atención de manera verbal, en caso de reincidir debe ser un reporte por escrito que se incluya en el expediente escolar, e incluso se podría llegar al cese o suspensión temporal del menor.

Claves

De magnitud

- Gracias a un estudio en escuelas de Tizayuca e Ixmiquilpan, se logró determinar que los niños con madres y padres que trabajan son más propensos a sufrir violencia en las escuelas.

- Se encontró que los jóvenes que viven solos son más propensos a ser agredidos, también aquellos que no tienen empatía con los padres de familia, dijo La presidenta del DIF Hidalgo, Guadalupe Romero

- El estudio en cuestión se realizó como un pilotaje de una encuesta más grande para determinar qué tan grave es el problema en el estado.

- En lugares como Tijuana, cincuenta alumnos de quinto y sexto de primaria iniciarán un curso para convertirse en “agentes 007” y prevenir prácticas de bullying y adicciones.