Cae 'El H', líder del clan de los Beltrán Leyva

Militares lo ubican en un restaurante de Guanajuato, aunque el capo residía en Querétaro, donde se hacía pasar como empresario con un estilo de vida de bajo perfil.
Tomás Zerón de Lucio, director de la AIC, y Martín Terrones, general vocero del Ejército.
Tomás Zerón de Lucio, director de la AIC, y Martín Terrones, general vocero del Ejército. (Jorge Carballo)

México

El capo Héctor Beltrán Leyva, El H, líder del cártel que lleva sus apellidos, fue detenido en San Miguel Allende, Guanajuato, por la Unidad de Operaciones Especiales del Ejército, tras 11 meses de investigación de los órganos de inteligencia del gobierno federal.

El H residía en Querétaro y se manejaba con un bajo perfil, haciéndose pasar como un empresario "acomodado", dedicado a la venta de bienes inmuebles y obras de arte.

Junto con él fue capturado Germán Goyenechea Ortega, operador financiero de la organización delictiva; ambos portaban armas cortas de uso exclusivo de las fuerzas armadas.

Tomás Zerón de Lucio, director de la Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría General de la República (PGR), dijo que el golpe contra el narcotraficante se concretó ayer en un restaurante de mariscos, sin realizarse un solo disparo, culminando exitosamente la operación denominada "Hotel".

El cártel bajo el mando de Héctor, considerado uno de los más violentos, tenía como principal actividad el trasiego de cocaína desde Centro y Sudamérica, hasta Estados Unidos y Europa; aunque se tienen datos de que una posible alianza con otros grupos lo habría llevado a la producción y comercio de drogas sintéticas.

Zerón de Lucio explicó que la coordinación entre las diversas dependencias del gobierno federal, encabezadas por la unidad de inteligencia contra el narcotráfico de la Secretaría de la Defensa Nacional, permitió recabar los datos que condujeron a la Unidad de Operaciones Especiales del Ejército a su captura.

Detalló que tras la muerte en 2009 de Arturo Beltrán Leyva, El Barbas, durante un enfrentamiento con personal de la Marina, en Cuernavaca, Héctor tomó el liderazgo de la organización, adoptando un perfil moderado y transformando su estilo de vida para pasar desapercibido.

"... este importante líder criminal continuó sus actividades a través de una red de operadores que hicieron alianzas con otros grupos (como Los Zetas y el cártel de Juárez) para continuar con labores de trasiego de estupefacientes a lo largo del país", señaló.

Los reportes de inteligencia militar permitieron ubicar su domicilio en Querétaro, donde mantenía las operaciones alejadas de su residencia, para no alterar su modo de vida, discreto y de bajo perfil.

"... dejó a un lado los vehículos de gran lujo, optando por una identidad que le permitía pasar por un empresario acomodado, dedicado al comercio de bienes inmuebles y obras de arte, justificando así su nivel de vida", declaró el titular de la AIC.

Héctor está relacionado con al menos 29 averiguaciones previas, tanto del fuero común como del orden federal, contando con tres órdenes de aprehensión solicitadas por la PGR a jueces federales.

Estados Unidos ofrecía una recompensa de 5 millones de dólares por su arresto; en México, la PGR ofrecía hasta 30 millones de pesos.

Tomás Zerón aseguró que con la captura de El H, la organización perdió influencia en una decena de entidades del país.

Hasta anoche, al capo se le practicaban diversos exámenes y en la noche fue presentado en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, que resolverá su situación ministerial.

Después de la fuga de Joaquín El Chapo Guzmán del penal de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco, el 19 de enero de 2001, los hermanos Beltrán Leyva y el líder del cártel de Juárez, Vicente Carrillo Fuentes, se reunieron para reestructurar el tráfico de drogas en el país y se hicieron llamar La Federación.

Sin embargo, en 2008 la alianza llegó a su fin tras la detención de Alfredo Beltrán Leyva, El Mochomo.

Arturo Beltrán formó alianzas con Los Zetas. Tras su muerte El H asumió el control, pero comenzó a perseguir a sus principales operadores, como Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, a quienes culpó de entregar a El Barbas a la Marina.

Peña destaca eficacia

El presidente Enrique Peña Nieto puntualizó que la detención de Héctor Beltrán Leyva acredita la eficacia de la política pública de seguridad y procuración de justicia para lograr un México en paz.

A través de su cuenta de Twitter, el jefe del Ejecutivo escribió: "Gracias al esfuerzo conjunto de las Fuerzas Armadas, la @PGR_mx, la @policiaFEDMx y el Cisen, este día fue detenido Héctor Beltran Leyva".

En otro Twitter agregó: "Esta acción acredita la eficacia de la política pública de seguridad y procuración de justicia para lograr el México en paz que deseamos".

Por otra parte la Procuraduría General de la República (PGR) consignó a un penal federal a Martín Jiménez Silva, El Tuercas, dueño de la empresa Petro Bajío, y a cuatro presuntos integrantes del cártel del Golfo acusados de robar cuatro millones de litros de hidrocarburos mensualmente, los cuales vendían en cuatro estados del país.

El resto de los detenidos son Julián Aguilar Maya, Alejandro Arreaga Guillén, El Primo; Carlos Ramón Arellano Velasco, El Pambazo, y Evaristo Jiménez Silva, El Bari, quienes se encuentran recluidos en el Centro Federal de Readaptación Social Número Cinco Oriente, en Villa Aldama, Veracruz. (Silvia Arellano y Rubén Mosso/México)

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]