Hallan muertos a tres mineros secuestrados

Una llamada anónima alertó a los familiares que los cuerpos estaban en una fosa clandestina.

Guerrero

Tres de los cuatro mineros de la empresa Goldcorp levantados el pasado 5 de marzo por un grupo armado, fueron encontrados en una fosa clandestina en la barranca de Mazapa, de la comunidad de Carrizalillo, del municipio de Eduardo Neri, y ayer fueron velados por sus familiares en Iguala.

Las víctimas son José Elí Merino González y los hermanos Juan Carlos y Mauro Peña Celso, mientras del otro secuestrado se informó que había sido liberado con rastros de tortura.

Familiares explicaron que por una llamada anónima les avisaron de la fosa clandestina, donde finalmente encontraron a los mineros.

Solicitaron a las autoridades que investiguen el hecho y que obliguen al corporativo Goldcorp a resguardar sus inmediaciones y hacerse responsables de las indemnizaciones correspondientes, pues hasta el momento los ejecutivos no les han tomado las llamadas.

Ellos originalmente eran habitantes del ejido de Carrizalillo, hasta que la inseguridad y la contaminación generada en el entorno de su comunidad los obligó a mudarse con sus familias hacia la cabecera municipal de Iguala.

María Elena Celso Solís, madre de Juan Carlos y Mauro, sostiene que desde el jueves 5 de marzo se reportó la intercepción de sus hijos junto con otros dos mineros cuando abandonaban las instalaciones de Goldcorp.

Los tres restantes aparecieron muertos en barranco ubicado cerca de la comunidad de Mazapa, todos tenían huellas de tortura  

“No hablamos antes porque teníamos miedo de que a mis muchachos les pasara eso. Ahora queremos que (Enrique) Peña Nieto sepa lo que pasa en Guerrero y que se investigue, que sus muertes no queden impunes”, exigió.

Gabriela Peña, esposa de José Elí Merino González, aseguró que su marido le dijo a los representantes de Goldcorp el acecho que sus compañeros sufrían constantemente por parte de la delincuencia.

“No nos contestan las llamadas ni nada. Queremos que la empresa se haga responsable de nuestras pensiones y de nuestros hijos, porque se les avisó del riesgo que se corría y nunca hicieron na-
da”, reprochó.

En Chihuahua, un comando acribilló a cuatro sujetos y les mutiló las manos en Nuevo Casas Grandes. Uno de ellos sobrevivió y se encuentra grave en el nosocomio, informó la Fiscalía General del Estado. Mientras, un hombre murió al enfrentarse a las fuerzas de seguridad en Ciudad Juárez.

(Con datos de: Juan José García)